Toda historia tiene un gran final, pero en la vida, un final es el comienzo de algo NUEVO

ana-calderon_ciclolunarHoy empieza un nuevo camino para mi,  algo que ha llevado cociéndose a fuego lento durante mucho tiempo, como el buen vino vale la pena esperar cuando quieres obtener un buen resultado.
Técnicamente ha durado un embarazo, pero la esencia que destila, toda una vida…al menos de estos 33 años…
Aquí os dejo el resultado de todo este proceso…

Sois muy bienvenidos!

http://ciclolunar.com/

Anuncios

Nunca pensé que llegaría… y sin embargo…

nunca-pense-que-llegaria_ana-calderonCorría por diciembre del 2012, cuando a raíz de un pequeño vídeo humorístico que colgué en Facebook una persona me dijo ¿tienes blog? ¿Dónde puedo ver todas esas cosas que se te ocurren?

(no sé si él se acordará…yo si…)

Pensé…pues no, no tengo, pero no sería mala idea…

En aquel momento no podía imaginarme lo que podía suponer aquel pequeño movimiento, el decidir arrancar, el confiar que sería buena idea tener ese pequeño espacio donde poder dejar mis pensamientos, donde poder ser yo, donde llevar una especie de diario de mis experiencias…Y así poco a poco algo tras de mi se iba construyendo… un camino, a cada paso que daba en mi vida, a cada suceso, drama o alegría, sorpresa o desconcierto…miraba de encontrar un momento para poderme expresar.

Con el paso de los meses y a medida que  se iban depositando las palabras, me fui dando cuenta del recorrido que dejaba mi rastro, sin darme cuenta ese pequeño gesto iniciado el 5 de diciembre del 2012, empezó a ser el inicio de algo que en aquel instante yo no podía imaginar.

Hoy son más de 30.000 visitas en ese espacio que han llegado de 59 países distintos, que han permitido llenarme de ilusión, comentarios  de diferentes personas que se han visto reflejadas en mis palabras.

Hoy quiero daros las gracias a todos y a cada uno, que en algún momento hayas decidido “cotillear”, y a los que aún no, también, puede que todavía no haya escrito ese artículo que nos una o nos haría más cercanos, quien sabe…

Sé que cada vivencia vivida ha permitido poder contactar con alguien nuevo y abrirme los ojos y permitirme aprender. Que es una herramienta nueva para mi profesión como psicoterapeuta. Así que bienvenidas todas y cada una de las experiencias, situaciones, alegrías y dolores.

Gracias a todos por estar ahí y acompañarme y a los que aún no nos conozcamos seáis bienvenidos 🙂

Y como despedida, os dejo algunos de esos artículos que más siento que nos han acercado.

Un gran abrazo para todos y cada uno!

MANUAL DE INSTRUCCIONES PARA LAS DISCUSIONES Ana Calderón Terapeuta Gestalt, Artista y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto

Y tú, ¿bailas?

bailas_ana-calderonHace un par de años vi un vídeo en youtube que me encantó…
Puede ser porque removiera en cierta forma mi historia personal, de pequeña me pasaba el rato bailando, me hubiese gustado ser bailarina.
Estuve durante 11 años haciendo ballet pero por un problema en los pies no me fue posible continuar… Y una vez entré en el instituto, la danza dejó de estar en mi vida.
Pasaron muchos años hasta que no la permití dejar entrar de nuevo…
Subirse al Podium en una discoteca era lo más cercano a contactar con ese pequeño sueño de brillar en un escenario.
Y aunque no tuviese nada que ver, con el tiempo entendí que la vida no me estaba privando de bailar, siempre que quisiese lo podía hacer,…
En los años que me pasé estudiando Arquitectura (sí, antes de ser psicoterapeuta, tuve un pasado muy diferente al actual)…por las noches, de madrugada, mientras hacía los planos y las maquetas me ponía la música y empezaba a bailar por la casa…
Era mi pequeño momento de relax, …En mitad del cansancio, del agotamiento, sabía que solo bastaba con ponerme una música para que todo cambiara a mi alrededor…
Hoy de nuevo me reencontré con este vídeo…por arte de magia…Y pensé…vale la pena compartirlo.
Hoy en día ya no soy la de antes, estoy más cerca de esa niña que hace 14 años, ahora no solo decido bailar en un instante en medio de una vida sin sentido, hoy hago lo que deseo…
Tal vez porque nunca dejé de bailar y la propia música me fue conduciendo a mi propia fiesta.
Disfrutar de la vida y ningún goce postergar.
Y tú, ¿bailas?

Ana Calderón Terapeuta Gestalt, Artista y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto; Solicitar Consulta terapéutica; Otras consultas:Consultas

Los peldaños mágicos

Érase una vez una persona tan alejada de si misma que solo podía ver en ella juicio.

“No soy suficiente, …no estoy a la altura,… hoy no he hecho nada provechoso,…debería haber hecho esto y aquello… y aquí sigo, pasan los días, las horas, las semanas…no puedo más…me siento incapaz…”  Eran algunos de los pensamientos que bombardeaban su mente.

Un juez dictaba sentencia día sí, día también…y ella iba cargando una condena que cada vez la hundía más en la tierra, cada palabra cavaba un foso a sus pies que había estado cociéndose hacía mucho, “el pozo de las perdiciones”, puesto que una vez empezaba a construirse bajo los pies de las personas hacía que desaparecieran, se desvanecían en la oscuridad, en la incapacidad, en el no puedo.

Poco a poco, a medida que la luz se apartaba de si, había más nerviosismo en ella.

Más nerviosa estaba, más se ahogaba en aquel pozo.

Esperando ser rescatada gritaba y gritaba sin respuesta alguna de ninguna medida de auxilio. Pero nadie respondía…¿Qué ha pasado con todos?¿Dónde estáaaaan? Suspiraba en sus adentros.

Hasta que de repente exhausta de ver que su desesperación no cambiaba la situación, desistió.

Desistió de esperar que alguien la oyera, que alguien bajara a rescatarla a profundidades inconcebibles, ya era imposible.

Allí abajo solo había oscuridad y quietud.pozo-de-las-perdiciones_ana-calderon

Una quietud espasmosa.

“Nadie te va a rescatar, pero tranquila ya nadie te espera…” había pasado tanto tiempo lejos del contacto de la civilización que solo podía pensar en eso, …se han olvidado de mi.

Fue entonces cuando su mirada dejó de perseguir el cielo, sentía un profundo dolor de cuello al haber estado durante tanto tiempo mirando hacia arriba, hasta que descendió su mirada.

Y fue en ese instante cuando de repente vio algo, junto a ella se encontraban dos pequeñas hendiduras en el muro, con dos insignias, a la izquierda se podía leer talento, y a su derecha pasión.talento-y-pasion_ana-calderon

Se predispuso a introducir sus pies, ¿podré meterlos? Pensó…sí, curiosamente la hendidura era del tamaño, grosor y profundidad de su pie.

Cual sería su sorpresa cuando de repente al introducir ambos pies sonó una melodía y con ella aparecieron dos nuevas cavidades …Cada paso que daba, cada nueva rendija se formaba.

La música cada vez la envolvía más…tanto, tanto, tanto…

Que de repente se olvidó del pozo…hacía rato que había salido de las profundidades pero alegre disfrutaba de aquel ritmillo acompasado, que de convertirse en hendiduras se había transformado en peldaños, peldaños mágicos que la habían ido elevando sin ser consciente hasta alcanzar alturas inigualables, desde donde pudo ver el poblado entero y vislumbrar la belleza de aquel paisaje.

Escalinatas de las más variadas formas, colores y texturas se erigían sobre el paisaje de aquel lugar.

Algunas de ellas alcanzaban alturas estratosféricas que se perdían entre las nubes.peldaños-magicos_ana-calderon

Otras recorrían galerías subterráneas…

Un paisaje sorprendente de pasadizos secretos se encontraba en aquel lugar.

Fue entonces cuando comprendió el tiempo que había perdido esperando una ayuda que nunca podía llegar nada más que de si misma, nada más que de sus propios pies, su molde, su tamaño, …Base desde la cual emerger, construir el camino deseado, único e inigualable, con su forma, textura y color, irrepetible a ninguno que haya en otro lado.

Para encontrar tus peldaños mágicos…

TALENTO: todas y cada una de las personas tenemos una aptitud especial, una habilidad, hay algo que se nos da bien hacer solo a nosotros, que nos es innato.

PASIÓN: ¿qué es eso que no te deja dormir, que te encanta, que no dejas de hacer, que te emociona, que disfrutas?

Ana CalderónAna Calderón Terapeuta Gestalt, Artista y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto; Solicitar Consulta terapéutica; Otras consultas:Consultas

Manual de instrucciones en caso de discusiones

manual-instrucciones-discusiones_Ana-CalderonNormalmente con quien más discutimos son las personas más cercanas a nuestra vida, pareja o familiares directos, por el grado de intimidad que se despliega con esa persona, la cercanía y el contacto. Como bien decía el refrán “la confianza da asco”. Puede que creas que sea algo malo, pero puede que no, puede que sea lo mejor que te puede pasar, el discutirte con alguien, ya que en ese momento está saliendo una parte de ti que en otras ocasiones no te atreves a mostrar o no necesitas sacar pero que sigue existiendo. Puede que después de esa apoteósica discusión, te paras a analizar cada fragmento de ese día y piensas joder si es que no sé ni cómo empezó la pelea o discusión, y al final hemos acabado machacándonos…Si yo quiero a esta persona, pero … Como una ola te has visto atrapado por algo mayor que tú, has perdido el norte, te has sentido atacado, dolido por él o ella…Cuando en otras ocasiones todo fluye. Y llegas a cuestionarte ¿cómo hemos llegado hasta aquí? La cuestión es que aquí sólo estamos rozando la superficie, sin embargo detrás, es mucho lo que se cuece. Aunque tú solo ves el ataque y la agresión. Si realmente quieres llegar al quid de la cuestión, solo hay que seguir la pista…Una pista que te va a transportar en el tiempo. Lo primero vamos a viajar unos años atrás, pero muy atrás cuando a penas eras un niñ@,  y vamos a entrar en tu casa para recoger las pistas. ¿Qué clase de ambiente me rodeaba en mi infancia?

  • Un ambiente intrusivo y tajante, aunque a la vez franco y directo. Viviste situaciones de violencia verbal y hasta física. Tenías una madre “atropelladora”, ¿se acercaba a ti sin darte tiempo para decidir o elegir? (luna en aries)
  • Había mucha presencia de lo material, como algo permanente. También caricias, mimos, alimento, regalos, cuerpo, amor, seguridad, alimento, sensualidad, inercia, dinero, todas eran como un solo estimulo, todos ligados. La máxima seguridad estaba en lo estático. (luna en tauro)
  • Tal vez estabas en un ambiente donde la inteligencia, estar informado, la versatilidad, la habilidad de hacer más de una cosa a la vez, estaba muy valorado (o afectivizado). Y sin embargo dejarse llevar por las emociones era un signo de debilidad. (luna en géminis)
  • El vínculo con tu madre era muy estrecho, íntimo, sin intermediaciones, donde estaba garantizada la seguridad y no se necesitaba ni siquiera verbalizar, estabas cómod@ y segur@ y no necesitabas decir que necesitabas”, pues las necesidades siempre estaban cubiertas. (luna en cáncer)
  • Puede que fueras el centro de las miradas, el rey/reina de la casa y tu sola presencia llenaba de vitalidad el entorno y colmaba las expectativas de quienes te rodeaban. Eras querido solo por el hecho de “ser” y no necesitabas hacer nada para que te quisieran. (luna en leo)
  • Puede que en tu casa, los comportamientos que indicasen “madurez” eran muy apreciados e incluso tu madre era alguien que necesitaba que la ayudasen a ordenarse, depositando en ti el apoyo que necesitaba. Lo que daba seguridad era el orden, la minuciosidad y la eficiencia. (luna en virgo)
  • O bien tu familia era una en la que no estaba aceptada la honestidad o había un juicio muy fuerte en contra de la explicitación directa de las situaciones y conflicto. Se tenía que agradar a los demás, ser educado, refinado, amable, estar pendiente de que el otro se sintiese bien y no adoptar actitudes inadecuadas (luna en libra)
  • Puede que hubiese mucha intensidad…”’Yo doy todo, pero te exijo que me des todo a cambio”, una familia donde el afecto es imaginado como fusión total máxima. ambivalencia entre ser todo para la madre (familia, clan) y al mismo tiempo perder toda identidad propia, quedando constituido por el mero deseo de ese mundo afectivo que impide toda diferenciación. (luna en escorpio)
  • Tal vez no había interferencia a tus deseos, eras cuidado y protegido. Tu infancia era un entorno en donde estaban presentes la amplitud, la expansión, la confianza, la libertad, el optimismo y la alegría.  (luna en sagitario)
  • O bien tu afecto venía asociado a minimizar tus necesidades. Limitarse a lo esencial con el fin de autosostenerte. Una madre austera, poco proclive al contacto físico y emocional, una educación severa y con poca consideración hacia tus necesidades personales. (luna en capricornio)
  • O tal vez en tu infancia había cortes…tan pronto te decían “te quiero” ese vínculo desaparecía. Cada vez que había afecto, este desaparecía súbitamente. El único refugio era la ausencia de refugio, la renovación, la única constante. Una madre siempre diferente, distante y cercana, ausente y presente, inmensa y vacía.  (luna en acuario)
  • O estabas envuelto en una cualidad maternal omnipresente que iba mucho mas allá de tu madre real. Cobijado por una gran ternura y cuidados infinitos,donde no había que realizar ningún esfuerzo para sobrevivir, no había violencia, ni lucha, ni escasez, ni restricciones. (luna en piscis)

Imaginémonos por un instante un encuentro entro todos ellos, cada uno va a estar respondiendo de una forma diferente a la misma demanda, la cuestión es cada uno interpreta también de forma diferente los actos. Que niño hay detrás, que personaje se esconde, que herida se reabre en el cotidiano de esa relación… Por ejemplo está la persona que siente que si pide algo, o si alguien le da, queda comprometida a dar todo de sí a cambio.  (luna en escorpio) O la que quiere entender y no sentir, cree que por ser hábil, inteligente y saber, será premiado, querido y se terminaran todas las dificultades y esto no es así. (luna en géminis) Cada vez que algo nos sucede miramos de responder de la mejor forma, esa es la idea siempre, nadie quiere hacernos daño voluntariamente, uno siempre trata de hacer lo mejor. El problema es que funcionamos a través de la memoria, uno ha ido sofisticando su sistema de defensa dependiendo de todo lo que ha vivido y cuando vivimos algo que nos recuerda a una situación pasada, accionamos la defensa automáticamente antes de que crucen la valla de seguridad y nos hagan daño. Llevamos toda la vida entrenándonos y respondemos ante nuestro sistema de entrenamiento. El propósito real es no quiero sentirme herido, no quiero que me hagas daño. Si en mi casa no estaba aceptado expresar las emociones, automáticamente en situaciones de riesgo voy a actuar así. El problema es que el otro te percibe frío, porque para él cuando hay una situación de riesgo se corta el dedo y expresa su compromiso con el otro. Dependiendo de eso nuestro escuadrón de batalla será uno u otro. Si tenemos unos recursos parecidos de respuesta defensiva será más fácil entendernos, porque sabemos que cuando el otro saca el batallón, en el fondo lo que hay detrás es un sentimiento de fragilidad. Pero, ¿qué sucede cuando mis defensas son diferentes a las tuyas? No puedo saber qué te está pasando, no puedo entender porque has sacado a los leones y me has tirado al medio del ruedo y me has sacado al más sanguinario de tus sicarios. Si realmente nos importa esa persona, si vemos que en la calma todo está bien, vale la pena que hagamos una reflexión de nuestros mecanismos de defensa ya que estos me están alejando de contactar con los otros. Se trata de que la armadura me defienda no que yo sea su esclava y me impida que los demás me toquen. Así que la próxima vez que te salten las alarmas de que alguien quiere invadir tu castillo tómate un par de segundos de respiro para comprobar quien hay, antes de sacar tu batallón, asegúrate si alguien te ha proclamado la guerra o si solamente es que ha cruzado un pajarito por tu valla electrificada con sensor de movimiento. Terapeuta Barcelona-Ana CalderónAna Calderón Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto; Solicitar Consulta terapéutica; Otras consultas:Consult

Publicado artículo en la revista de la AETG

Tramitando lo dificil-revista AETG-n.35El mejor regalo que te pueden hacer de cumpleaños, es encontrarte el día después en tu buzón la Revista de la AETG (Asociación Española de Terapia Gestalt) con un artículo tuyo publicado entre los grandes como Claudio Naranjo, Carmen Gascón, Enrique de Diego, Albert Rams, Riccardo Zerbetto, …

La consigna era “Tramitando lo difícil”, escrito en uno de los momentos justamente más dificiles de mi vida, os dejo con él, agradecida de compartirlo con todos vosotros.

EL ALQUIMISTA COTIDIANO,  Ana Calderón

Lo difícil de ser terapeuta es carecer de dificultades.

Puede sonar a irónico…pero no lo es.

La vida de un terapeuta debería ser un recipiente de experiencias, cuantas más situaciones haya vivido, mayores recursos tendrá para enfrentarse al paciente.

Cada tensión, cada dolor, cada circunstancia, cada conversación que vive en su día a día cotidiano, son utensilios que aguardaran en su inconsciente.

Imágenes del inconsciente. Ana Calderón

Imágenes del inconsciente. Ana Calderón

Él ha de ser una esponja contenedora de todas ellas, viviéndolas en la más pura conciencia. Puesto que de ello saldrán las herramientas para guiar a esa persona que le llega a consulta desorientada, ofuscada, triste…

Hace años una persona me dijo, “un monje  zen es fácil que esté tranquilo en un templo, está aislado de todos los conflictos, las problemáticas,…pero mete tú a ese monje en un día a día cotidiano, en un atasco, o de cajero en el súper, teniendo que lidiar con las problemáticas que nos enfrentamos la mayoría…seguramente su paz mental desaparecía”.

¡Y aquí está la gracia y el mejunje de la historia!

Predicar la serenidad, la paz mental, el sosiego…desde una vida de calma y sosiego es muy sencillo. Aunque lo fácil, lo creas o no, te perjudica. Te mantiene más alejado de la implicación terapéutica, te mantiene en una burbuja esterilizada de la mayoría de los problemas que acontecen en la actualidad: la crisis, la relación con el jefe, los marrones puros y duros del trabajo.

Si la vida no te pone a prueba, si no te lleva al límite de tu día a día, si no te deja descubrir y sorprenderte de ti mismo…¿qué sentido tiene?

Quien mejor que tu para descubrir el grano de la paja;  alguien que en una concatenación de dificultades pueda sacarle jugo a la historia, quién mejor que tú para ver más allá de la simple superficie…No como víctima de las circunstancias sino como protagonista de ellas.

Nadie mejor que tú sabe ver eso.

Nadie mejor que tú como el alquimista que transforma el plomo en oro.

¿Acaso vas a desaprovechar ese regalo que te da la vida?

Un nuevo recurso, un nuevo aprendizaje, una nueva estrategia, una nueva parte de tu ser que se destapa, que te sorprende, que te da un motivo más para ver la vida desde un nuevo lugar.

¿Acaso no estamos aquí para eso?

¿Acaso no somos linternas que iluminamos el camino oscuro de nuestros pacientes?

¿Cómo atravesar un bosque que nunca hemos visto ni olido?

¿Cómo conducir a ese otro ser que pide nuestro socorro si no hemos osado enfrentar nuestros fantasmas?

¿Acaso no es un regalo cada dificultad que llega a tu vida?

¿Cada miedo que descubres y te atreves a encarar?

Cada momento en el que te sientes limitado y descubres que puedes convertirte en agua y seguir fluyendo.

Ola de sentimientos. Ana Calderón

Ola de sentimientos. Ana Calderón

El valioso recuerdo de tu humanidad, de tu fragilidad, de tu sensibilidad, de tu desborde, de tu hastío, de tu ceguera, de tu locura, de tu cansancio, de tu incoherencia, …

Pues sí! ¡no somos perfectos!!

Y va muy bien que nos lo recuerden,…

Lo que no se aprende por conciencia se aprende por dolor.

Y el estar viviendo contrariedades es lo mejor que te puede pasar.

Estar atento a cada una de las partes del proceso: negación, ira, negociación, dolor y aceptación.

Porque a fin de cuentas, no se trata de solucionar nada, sino de poner conciencia y de aceptar, que la vida es difícil y tiene sus dificultades y al carecer de ellas, nuestro desarrollo se paraliza.

Sólo cuando nos encontramos piedras en el camino, podemos desarrollar todo el potencial que aguarda en nuestro interior.

Explosión de vida. Ana Calderón

Explosión de vida. Ana Calderón

Carecemos de conciencia de lo que somos capaces de hacer y no nos damos cuenta que a más experiencias que vivimos más completos nos volvemos, más objetivos, más unitarios.

La unión de las partes alienadas de nuestro ser, de todo lo que no aceptamos, de todo lo que juzgamos, no contemplamos…

Movernos de esa silla amoldada a nuestro trasero y permitirnos entrar en la incomodidad, traspasar esa barrera.

La osadía de permitirse vivir locuras, de explorar lo inexplorable, de cruzar la línea…

Es tu propio viaje ante las tempestades de lo cotidiano la clave hacia el éxito, no el aplauso ni el ser ubicado en un pedestal, sino el encuentro constante con nuestra propia fragilidad, con cada dificultad, es ésa y no otra, la que realmente te hará crecer de verdad, la llave maestra a tu propio desarrollo personal.

Ana Calderon-terapeuta

La Arquitectura, la Danza, las Crisis Personales, el Eneagrama, el Cuarto Camino, el Teatro, la Terapia Gestalt, la Astrología Psicológica, la Pintura…Todas y cada una de mis experiencias, vivencias, formaciones y pasiones han hecho la terapeuta que hoy soy.   Más sobre mi en mi blog: https://anacalderonpsicoastro.wordpress.com/Actualmente dirijo la Asociación de Desarrollo Humano Node Nord, en carrer Pujades 29, Barcelona.

¿Ángel o Demonio?

Angel o Demonio-Ana CalderonHay un día que te das cuenta que estás peor de lo que pensabas.
Ha sucedido así, de repente, seguramente en los últimos días has hecho algo que ya forma parte de tu naturaleza, que llevas haciendo toda la vida, pero en esta ocasión sin saber cómo, has podido presenciar la escena en primera fila.
Tú, que creías haber alcanzado la iluminación, el autoconocimiento y la paz mental….Si tú.
Un día de repente, se te cae el chiringuito y te das cuenta que estás en el mismo lugar de siempre.
A diferencia de otras ocasiones que simplemente eras un partícipe más, aquí parece como si a los pocos días te hubiesen pasado la película a cámara lenta, haciéndote presenciar cada uno de tus actos, mientras tu angelito de la guarda te susurraba al oído…“Mira, esa de ahí, eres tú!”
Y tú, perpleja, mirando la secuencia para tus adentros te has dicho…
¿Esa soy yo?¿Así me comporto?¿Así trato a la gente que es importante para mí?
Dioooos,…pero si yo creía que era estupenda y maravillosa, amorosa y tierna.
Resulta que también soy cruel, agresiva, contradictoria, que actúo sin pensar, sin mirar las consecuencias de mis actos, resulta que hay gente a mi alrededor que por cada movimiento que hago les provoco un malestar y yo sigo con cuchillo en mano, mientras a mi alrededor van llegando cadáveres
(a ver es metafórico…vale, puede que no sea tanto, pero si que has generado más de un rasguño…).
Y te dices ¿y esto? yo no quiero ser esto…!!!
Pues resulta que también eres así, resulta que no te puedes escapar…¡Esta vez, NO!
Hay algo en ti que querría volver a la civilización, pero de repente te asusta, te asusta haber presenciado a mr Hyde en tus entrañas, te asusta haber visto en ti algo que no deseabas, algo que llevas rechazando en los otros durante mucho tiempo y te das cuenta que eres igual que todos ellos.
Y ahora ¿qué coño haces?
Te llamas loca, psicópata, inconsciente, soy el demonio
Te dices mil y un insultos, pero nada cambia,…
Antes actuabas por inconsciencia y ahora por culpa y miedo, miedo de ti misma.
Crees que si permaneces el suficiente tiempo alejada de tus víctimas tal vez algo cambie.
Sí, haré eso, me encerraré en una cueva para no hacer más daño.
“Estúpida, ¡¡que no te enteras!!! Que no va por ahí la cosa…”(te dice tu angelito mientras te da una ostia en la cabeza, y te quedas anonadada…)
-Pero como me pegas, si tú siempre me tratabas con cariño y ternura…
Bueno, he cambiado…(te comenta, mientras te quedas extrañada).Que no ves que tienes que aprender algo de todo eso y si te escondes y huyes no vas a aprender nada? ¿para que crees que te he puesto la película a cámara lenta?
Y mientras tanto sin darte cuenta te ves acompañada por tu propio demonio que va asintiendo con la cabeza mientras ella habla…
Pero ¿de que va esto? ¿Qué pasa, que ahora sois amigos? ¿Acaso os habeis liado o que?
Los miro a ambos mientras me miran de reojo sonrojados.
No te lo queríamos decir, pero es que nos hemos dado cuenta que ya estamos hartos de pelearnos y además tampoco te hacíamos ningún bien, esto estaba siendo un aburrimiento…Siempre la misma película.
(El demonio), “Sí, a mi tanta intensidad y destrucción me molaba pero es que luego me sentía muy solo”.
(El angelito), “Si y yo he visto que me estaba pasando con la calma y la quietud y tanta pureza empezaba a resultar aburrida”.
Bueno,… te quedas ahí escuchándolos mientras de repente empiezas a ver que tal vez algo si haya cambiado, que tal vez las cosas no siguen igual, que no hay esconderse de nada, que solamente tu presencia valdrá, tu escucha, tu valoración, tu amor por ángel y demonio, ambos valiosos, uno y otro lo son, ambos te enseñan cosas, creación o destrucción, ambos necesarios para vivir una vida completa, ambos para vivir la vida con ilusión.

Ana Calderón Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto; Solicitar Consulta terapéutica; Otras consultas:Consultas