Sobre las relaciones…un poquito de humor…

Descubre las diferentes propuestas que te puede plantear tu pareja según el signo donde tiene la Luna. Esta condiciona mucho la personalidad, cada 2 días y medio está en un signo diferente, ¿ya sabes donde está la luna de tu pareja? ¿y la tuya?

 

 

Cada persona gestiona una ruptura de forma muy distinta, cada uno reacciona emocionalmente según el signo de su luna. ¿Te ha sorprendido alguna vez la forma en como un/a ex-pareja ha tramitado la situación? o ¿tu mism@ has sido cuestionado por tu comportamiento? Descubre las 12 caras…

Toda historia tiene un gran final, pero en la vida, un final es el comienzo de algo NUEVO

ana-calderon_ciclolunarHoy empieza un nuevo camino para mi,  algo que ha llevado cociéndose a fuego lento durante mucho tiempo, como el buen vino vale la pena esperar cuando quieres obtener un buen resultado.
Técnicamente ha durado un embarazo, pero la esencia que destila, toda una vida…al menos de estos 33 años…
Aquí os dejo el resultado de todo este proceso…

Sois muy bienvenidos!

http://ciclolunar.com/

Nunca pensé que llegaría… y sin embargo…

nunca-pense-que-llegaria_ana-calderonCorría por diciembre del 2012, cuando a raíz de un pequeño vídeo humorístico que colgué en Facebook una persona me dijo ¿tienes blog? ¿Dónde puedo ver todas esas cosas que se te ocurren?

(no sé si él se acordará…yo si…)

Pensé…pues no, no tengo, pero no sería mala idea…

En aquel momento no podía imaginarme lo que podía suponer aquel pequeño movimiento, el decidir arrancar, el confiar que sería buena idea tener ese pequeño espacio donde poder dejar mis pensamientos, donde poder ser yo, donde llevar una especie de diario de mis experiencias…Y así poco a poco algo tras de mi se iba construyendo… un camino, a cada paso que daba en mi vida, a cada suceso, drama o alegría, sorpresa o desconcierto…miraba de encontrar un momento para poderme expresar.

Con el paso de los meses y a medida que  se iban depositando las palabras, me fui dando cuenta del recorrido que dejaba mi rastro, sin darme cuenta ese pequeño gesto iniciado el 5 de diciembre del 2012, empezó a ser el inicio de algo que en aquel instante yo no podía imaginar.

Hoy son más de 30.000 visitas en ese espacio que han llegado de 59 países distintos, que han permitido llenarme de ilusión, comentarios  de diferentes personas que se han visto reflejadas en mis palabras.

Hoy quiero daros las gracias a todos y a cada uno, que en algún momento hayas decidido “cotillear”, y a los que aún no, también, puede que todavía no haya escrito ese artículo que nos una o nos haría más cercanos, quien sabe…

Sé que cada vivencia vivida ha permitido poder contactar con alguien nuevo y abrirme los ojos y permitirme aprender. Que es una herramienta nueva para mi profesión como psicoterapeuta. Así que bienvenidas todas y cada una de las experiencias, situaciones, alegrías y dolores.

Gracias a todos por estar ahí y acompañarme y a los que aún no nos conozcamos seáis bienvenidos 🙂

Y como despedida, os dejo algunos de esos artículos que más siento que nos han acercado.

Un gran abrazo para todos y cada uno!

MANUAL DE INSTRUCCIONES PARA LAS DISCUSIONES Ana Calderón Terapeuta Gestalt, Artista y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto

Cambio de look

cambio-de-lookCuando era pequeña mi madre me cortaba el pelo muy muy corto, como un chico y me dejaba flequillo, no me gustaba nada.

Así que de mayor decidí que llevaría una melena muuuuy larga pero mucho, muuuchoo,… ¡Nadie me pondrá límites! me decía para mis adentros…

Esa sentencia la he llevado hasta el extremo hasta hace unas horas, he dejado que el pelo me llegase hasta la cintura…Nunca me lo había dejado tan largo. Creo que llevaba casi 4 años sin cortármelo.

El cabello representa la imagen de nosotros mismos…hay un querer aferrarse a ese tipo de imagen, sea de chica dulce, princesa de cuento, rebelde sin causa, militar,…mil y una caras con un simple corte, un simple cambio.

Sea porque te lo cortas mucho, sea porque no permites cortártelo, andamos en lo mismo, el querernos aferrar a una imagen sólida de nosotros, a no querer permitirnos ver desde un nuevo lugar,…

¡Ya me gusta así! ¿para que cambiar?…

A no soltar (si no nos lo queremos cortar), o a no querer fluir, a no permitir nuestro lado salvaje (si no dejamos que crezca).

Sea como sea nos vemos condicionados por decisiones que muchas veces ya no tienen ni motivo ni razón de ser. Que tendrá que ver la niña de 5 años a la que le cortan el pelo por una cuestión meramente práctica (secárselo rápido si iba a piscina, por ejemplo) con la mujer de 32 años que ya es totalmente independiente.

Parece una chorrada, pero sea como sea, en el día a día cotidiano, nos vemos haciendo cosas en respuesta a requerimientos de un niño o niña, a deseos solicitados e incumplidos, que ya hoy no tienen razón de existir.

Hemos dejado que ese niño/a decida por nosotros y conviene a veces pararle los pies y permitirle ver desde otra perspectiva.

¿Hace cuanto que no te haces un cambio de look? ¿Que no te permites ver con nuevos ojos? Córtate el pelo, cambia tu ropa, concédete un capricho que nunca te has permitido por ser caro, porque no toca, ¿porque para qué?…Pues simplemente por cambiar de perspectiva, por permitirte sorprender, por dejar espacio al cambio, porque si todo sigue igual y el primero eres tú…¿cómo quieres que llegue algo nuevo?.

Ana Calderón Terapeuta Gestalt, Artista y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto; Solicitar Consulta terapéutica; Otras consultas:Consultas

Y tú, ¿bailas?

bailas_ana-calderonHace un par de años vi un vídeo en youtube que me encantó…
Puede ser porque removiera en cierta forma mi historia personal, de pequeña me pasaba el rato bailando, me hubiese gustado ser bailarina.
Estuve durante 11 años haciendo ballet pero por un problema en los pies no me fue posible continuar… Y una vez entré en el instituto, la danza dejó de estar en mi vida.
Pasaron muchos años hasta que no la permití dejar entrar de nuevo…
Subirse al Podium en una discoteca era lo más cercano a contactar con ese pequeño sueño de brillar en un escenario.
Y aunque no tuviese nada que ver, con el tiempo entendí que la vida no me estaba privando de bailar, siempre que quisiese lo podía hacer,…
En los años que me pasé estudiando Arquitectura (sí, antes de ser psicoterapeuta, tuve un pasado muy diferente al actual)…por las noches, de madrugada, mientras hacía los planos y las maquetas me ponía la música y empezaba a bailar por la casa…
Era mi pequeño momento de relax, …En mitad del cansancio, del agotamiento, sabía que solo bastaba con ponerme una música para que todo cambiara a mi alrededor…
Hoy de nuevo me reencontré con este vídeo…por arte de magia…Y pensé…vale la pena compartirlo.
Hoy en día ya no soy la de antes, estoy más cerca de esa niña que hace 14 años, ahora no solo decido bailar en un instante en medio de una vida sin sentido, hoy hago lo que deseo…
Tal vez porque nunca dejé de bailar y la propia música me fue conduciendo a mi propia fiesta.
Disfrutar de la vida y ningún goce postergar.
Y tú, ¿bailas?

Ana Calderón Terapeuta Gestalt, Artista y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto; Solicitar Consulta terapéutica; Otras consultas:Consultas

Fundiéndose hacia lo inevitable

Déjate atrapar por esas nuevas sensaciones…

Permítete cambiar y transformarte las veces que creas necesario.

Que tu inquietud encuentre una nueva salida, un nueva forma, un nuevo camino, una nueva piel…

fundiendose-hacia-lo-inevitable_ana-calderon

Ana Calderón Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. 

Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto;  Consulta arteterapia; Otras consultas: Consultas

Impulso de vida

¿Qué es aquello que alimenta el árbol de tu vida?

¿Qué debes podar que no te deja crecer y no te permite florecer en todo tu esplendor?

arbol-de-vida_ana-calderon

Ana Calderón Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. 

Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto;  Consulta arteterapia; Otras consultas: Consultas

Publicado artículo en la revista de la AETG

Tramitando lo dificil-revista AETG-n.35El mejor regalo que te pueden hacer de cumpleaños, es encontrarte el día después en tu buzón la Revista de la AETG (Asociación Española de Terapia Gestalt) con un artículo tuyo publicado entre los grandes como Claudio Naranjo, Carmen Gascón, Enrique de Diego, Albert Rams, Riccardo Zerbetto, …

La consigna era “Tramitando lo difícil”, escrito en uno de los momentos justamente más dificiles de mi vida, os dejo con él, agradecida de compartirlo con todos vosotros.

EL ALQUIMISTA COTIDIANO,  Ana Calderón

Lo difícil de ser terapeuta es carecer de dificultades.

Puede sonar a irónico…pero no lo es.

La vida de un terapeuta debería ser un recipiente de experiencias, cuantas más situaciones haya vivido, mayores recursos tendrá para enfrentarse al paciente.

Cada tensión, cada dolor, cada circunstancia, cada conversación que vive en su día a día cotidiano, son utensilios que aguardaran en su inconsciente.

Imágenes del inconsciente. Ana Calderón

Imágenes del inconsciente. Ana Calderón

Él ha de ser una esponja contenedora de todas ellas, viviéndolas en la más pura conciencia. Puesto que de ello saldrán las herramientas para guiar a esa persona que le llega a consulta desorientada, ofuscada, triste…

Hace años una persona me dijo, “un monje  zen es fácil que esté tranquilo en un templo, está aislado de todos los conflictos, las problemáticas,…pero mete tú a ese monje en un día a día cotidiano, en un atasco, o de cajero en el súper, teniendo que lidiar con las problemáticas que nos enfrentamos la mayoría…seguramente su paz mental desaparecía”.

¡Y aquí está la gracia y el mejunje de la historia!

Predicar la serenidad, la paz mental, el sosiego…desde una vida de calma y sosiego es muy sencillo. Aunque lo fácil, lo creas o no, te perjudica. Te mantiene más alejado de la implicación terapéutica, te mantiene en una burbuja esterilizada de la mayoría de los problemas que acontecen en la actualidad: la crisis, la relación con el jefe, los marrones puros y duros del trabajo.

Si la vida no te pone a prueba, si no te lleva al límite de tu día a día, si no te deja descubrir y sorprenderte de ti mismo…¿qué sentido tiene?

Quien mejor que tu para descubrir el grano de la paja;  alguien que en una concatenación de dificultades pueda sacarle jugo a la historia, quién mejor que tú para ver más allá de la simple superficie…No como víctima de las circunstancias sino como protagonista de ellas.

Nadie mejor que tú sabe ver eso.

Nadie mejor que tú como el alquimista que transforma el plomo en oro.

¿Acaso vas a desaprovechar ese regalo que te da la vida?

Un nuevo recurso, un nuevo aprendizaje, una nueva estrategia, una nueva parte de tu ser que se destapa, que te sorprende, que te da un motivo más para ver la vida desde un nuevo lugar.

¿Acaso no estamos aquí para eso?

¿Acaso no somos linternas que iluminamos el camino oscuro de nuestros pacientes?

¿Cómo atravesar un bosque que nunca hemos visto ni olido?

¿Cómo conducir a ese otro ser que pide nuestro socorro si no hemos osado enfrentar nuestros fantasmas?

¿Acaso no es un regalo cada dificultad que llega a tu vida?

¿Cada miedo que descubres y te atreves a encarar?

Cada momento en el que te sientes limitado y descubres que puedes convertirte en agua y seguir fluyendo.

Ola de sentimientos. Ana Calderón

Ola de sentimientos. Ana Calderón

El valioso recuerdo de tu humanidad, de tu fragilidad, de tu sensibilidad, de tu desborde, de tu hastío, de tu ceguera, de tu locura, de tu cansancio, de tu incoherencia, …

Pues sí! ¡no somos perfectos!!

Y va muy bien que nos lo recuerden,…

Lo que no se aprende por conciencia se aprende por dolor.

Y el estar viviendo contrariedades es lo mejor que te puede pasar.

Estar atento a cada una de las partes del proceso: negación, ira, negociación, dolor y aceptación.

Porque a fin de cuentas, no se trata de solucionar nada, sino de poner conciencia y de aceptar, que la vida es difícil y tiene sus dificultades y al carecer de ellas, nuestro desarrollo se paraliza.

Sólo cuando nos encontramos piedras en el camino, podemos desarrollar todo el potencial que aguarda en nuestro interior.

Explosión de vida. Ana Calderón

Explosión de vida. Ana Calderón

Carecemos de conciencia de lo que somos capaces de hacer y no nos damos cuenta que a más experiencias que vivimos más completos nos volvemos, más objetivos, más unitarios.

La unión de las partes alienadas de nuestro ser, de todo lo que no aceptamos, de todo lo que juzgamos, no contemplamos…

Movernos de esa silla amoldada a nuestro trasero y permitirnos entrar en la incomodidad, traspasar esa barrera.

La osadía de permitirse vivir locuras, de explorar lo inexplorable, de cruzar la línea…

Es tu propio viaje ante las tempestades de lo cotidiano la clave hacia el éxito, no el aplauso ni el ser ubicado en un pedestal, sino el encuentro constante con nuestra propia fragilidad, con cada dificultad, es ésa y no otra, la que realmente te hará crecer de verdad, la llave maestra a tu propio desarrollo personal.

Ana Calderon-terapeuta

La Arquitectura, la Danza, las Crisis Personales, el Eneagrama, el Cuarto Camino, el Teatro, la Terapia Gestalt, la Astrología Psicológica, la Pintura…Todas y cada una de mis experiencias, vivencias, formaciones y pasiones han hecho la terapeuta que hoy soy.   Más sobre mi en mi blog: https://anacalderonpsicoastro.wordpress.com/Actualmente dirijo la Asociación de Desarrollo Humano Node Nord, en carrer Pujades 29, Barcelona.

¿Ángel o Demonio?

Angel o Demonio-Ana CalderonHay un día que te das cuenta que estás peor de lo que pensabas.
Ha sucedido así, de repente, seguramente en los últimos días has hecho algo que ya forma parte de tu naturaleza, que llevas haciendo toda la vida, pero en esta ocasión sin saber cómo, has podido presenciar la escena en primera fila.
Tú, que creías haber alcanzado la iluminación, el autoconocimiento y la paz mental….Si tú.
Un día de repente, se te cae el chiringuito y te das cuenta que estás en el mismo lugar de siempre.
A diferencia de otras ocasiones que simplemente eras un partícipe más, aquí parece como si a los pocos días te hubiesen pasado la película a cámara lenta, haciéndote presenciar cada uno de tus actos, mientras tu angelito de la guarda te susurraba al oído…“Mira, esa de ahí, eres tú!”
Y tú, perpleja, mirando la secuencia para tus adentros te has dicho…
¿Esa soy yo?¿Así me comporto?¿Así trato a la gente que es importante para mí?
Dioooos,…pero si yo creía que era estupenda y maravillosa, amorosa y tierna.
Resulta que también soy cruel, agresiva, contradictoria, que actúo sin pensar, sin mirar las consecuencias de mis actos, resulta que hay gente a mi alrededor que por cada movimiento que hago les provoco un malestar y yo sigo con cuchillo en mano, mientras a mi alrededor van llegando cadáveres
(a ver es metafórico…vale, puede que no sea tanto, pero si que has generado más de un rasguño…).
Y te dices ¿y esto? yo no quiero ser esto…!!!
Pues resulta que también eres así, resulta que no te puedes escapar…¡Esta vez, NO!
Hay algo en ti que querría volver a la civilización, pero de repente te asusta, te asusta haber presenciado a mr Hyde en tus entrañas, te asusta haber visto en ti algo que no deseabas, algo que llevas rechazando en los otros durante mucho tiempo y te das cuenta que eres igual que todos ellos.
Y ahora ¿qué coño haces?
Te llamas loca, psicópata, inconsciente, soy el demonio
Te dices mil y un insultos, pero nada cambia,…
Antes actuabas por inconsciencia y ahora por culpa y miedo, miedo de ti misma.
Crees que si permaneces el suficiente tiempo alejada de tus víctimas tal vez algo cambie.
Sí, haré eso, me encerraré en una cueva para no hacer más daño.
“Estúpida, ¡¡que no te enteras!!! Que no va por ahí la cosa…”(te dice tu angelito mientras te da una ostia en la cabeza, y te quedas anonadada…)
-Pero como me pegas, si tú siempre me tratabas con cariño y ternura…
Bueno, he cambiado…(te comenta, mientras te quedas extrañada).Que no ves que tienes que aprender algo de todo eso y si te escondes y huyes no vas a aprender nada? ¿para que crees que te he puesto la película a cámara lenta?
Y mientras tanto sin darte cuenta te ves acompañada por tu propio demonio que va asintiendo con la cabeza mientras ella habla…
Pero ¿de que va esto? ¿Qué pasa, que ahora sois amigos? ¿Acaso os habeis liado o que?
Los miro a ambos mientras me miran de reojo sonrojados.
No te lo queríamos decir, pero es que nos hemos dado cuenta que ya estamos hartos de pelearnos y además tampoco te hacíamos ningún bien, esto estaba siendo un aburrimiento…Siempre la misma película.
(El demonio), “Sí, a mi tanta intensidad y destrucción me molaba pero es que luego me sentía muy solo”.
(El angelito), “Si y yo he visto que me estaba pasando con la calma y la quietud y tanta pureza empezaba a resultar aburrida”.
Bueno,… te quedas ahí escuchándolos mientras de repente empiezas a ver que tal vez algo si haya cambiado, que tal vez las cosas no siguen igual, que no hay esconderse de nada, que solamente tu presencia valdrá, tu escucha, tu valoración, tu amor por ángel y demonio, ambos valiosos, uno y otro lo son, ambos te enseñan cosas, creación o destrucción, ambos necesarios para vivir una vida completa, ambos para vivir la vida con ilusión.

Ana Calderón Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto; Solicitar Consulta terapéutica; Otras consultas:Consultas

No te esfuerzas lo suficiente!!!

No te esfuerzas lo suficienteAcaso no se ha repetido esta frase en tu mente un millón de veces?…

Si eres de esos que nunca estás satisfecho con lo que haces, que siempre crees que lo podrías haber hecho mejor, que no hay que relajarse aunque las cosas vayan bien, si crees que en esta vida hay que sufrir para conseguir algo, …entonces te animo a que sigas leyendo…

Si no te sientes identificado con nada de lo anterior, este artículo no es para ti.

Cuando en una frase se incluye el término ESFUERZO, ya nos debería hacer pensar que algo no va bien,  ése es el primer fallo, el aceptar una frase sin pararnos a analizarla.

Esfuerzo, viene de fuerza, una fuerza empleada contra una dificultad para conseguir un fin.

La cuestión es ¿de dónde nace esa dificultad?

Si hay esfuerzo, implica que no fluye la energía, algo roza, algo cuesta. Y no se trata de un tema de disciplina y voluntad, se trata de que estás sufriendo gratuitamente, estás luchando contra algo; cuando no se trata de luchar sino de sentir que estás en el lugar correcto y que disfrutas cada minuto de tu tiempo invertido.

Los primeros momentos que empezamos a oír la frase… “No te esfuerzas lo suficiente” es en el colegio…

“Es que es muy mal estudiante, no se esfuerza…”

“El niño/a no atiende en clase, no hace los deberes…” o sea lo que sea.

Seguramente nadie se ha fijado en que puede que ese niño lleve horas dibujando, o leyendo un libro concreto o que lo que le guste es el deporte o cualquier otro interés que se te ha pasado desapercibo.

Pero te aseguro que ese niño no es vago, seguramente somos los adultos los que estamos ciegos.

Nadie es vago en plenitud, a todos nos motiva algo, la cuestión es que no para todos es lo mismo y los estándares de esta sociedad, de la educación no valoran esas diferencias.

Se pretende que todos tengamos las mismas capacidades: capacidad rententiva, intelectual…cuando justamente eso va en perjuicio de la propia sociedad, puesto que es la diversidad la que nos nutre.

Valores como la intuición, la sensibilidad, la empatía, la serenidad,…¿acaso se le hace caso a esa parte?

Al final hemos basado nuestro potencial bajo unos baremos que para nada nos son útiles a la mayoría y hemos acabado llevando una vida cumpliendo a rajatabla esa norma, y sufriendo esa voz que resuena en nuestra mente: No te esfuerzas lo suficiente!

Y ¿cómo hemos acabado? Pues relegando una vida, dejando de hacer, porque para eso tendría que esforzarme más y ya tengo suficiente con las cargas que llevo en mi vida.

Y el tema es que al entrar en esa rueda, mientras te exiges, mientras te dices… “no te esfuerzas lo suficiente!” Estás cavando tu propia tumba, matando tu proceso de desarrollo y te estás anulando, considerando que el simplemente ser tú, no está aceptado y dejas de hacer, dejas de fluir…esperando encontrar ese estado de auto-exigencia que has creido es lo correcto.

Y ¿qué es suficiente, que es aprobar para ti en tu vida?

Mientras sigas esperando presentarte al examen cuando creas estar preparado, seguirás dejando pasar una vida sin sentido, malgastando el tiempo.

Porque el examen no existe, el examen te lo has puesto tú, las exigencias solo están en tu mente.

Puede que creas que hay otros que triunfan que se esfuerzan menos que tu, la cuestión es, que no se trata de esforzarse, se trata de mostrarse, de aceptarse tal cual uno es, y cuando tu consideras que hasta que no hagas un esfuerzo de 9 no puedes permitir exhibirte, lanzarte, hacer ese proyecto que tienes en tu mano,… los días, semanas, meses y años seguirán pasando mientras otros corren a por sus sueños porque ya está bien tal cual son, no buscan esa perfección, no cumplen las expectativas de nadie, sino solo el propio disfrute de dejarse estar, dejarse ser, y que hagas lo que hagas ya está bien.

Que no hay que luchar contra nada,  la dificultad te la estás buscando tú, tú eres tu único obstáculo.

Te diré una cosa algunos de los peores estudiantes de mi colegio hoy en día tienen muy buenos trabajos, (para mi bueno significa poder vivir de lo que uno quiere) y sabes por qué, seguramente porque ellos estaban más conectados con lo que querían que los que éramos “los buenos estudiantes”, éstos últimos hemos dado más vueltas en esta vida queriendo contentar a nuestro entorno, hasta que ha sido la propia vida la que nos ha parado, el propio esfuerzo el que nos ha superado y nos ha hecho ver que teníamos que dar una vuelta de timón y reconsiderar todos aquellos aspectos que de niños no quisimos atender.

Reconectar con el disfrute, con la energía creativa pero esta vez dándole forma y poniéndola al servicio de ti mismo, guiándote por tu propia voz, tu propio instinto y tu intuición.

Así que la próxima vez que acuda a tu mente…No te esfuerzas lo suficiente, párate a pensar si quieres seguir privando de expresarte, privando de darte a los demás, de encontrarte, de fluir de verdad o si prefieres darte una oportunidad a ti mismo, a tu niño… si no te cuidas y te apoyas tu mismo ¿quién esperas que lo hará?

Ana CalderónAna Calderón Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: Contacto; Tipos de consulta: Consultas