Las cosas nunca son lo que parecen

las cosas no son como parecenÉrase que se era, un día como cualquier otro, una terraza abandonada, y un montón de plantas invadidas por un ser extraño, un pequeño monstruito nunca antes visto por mis ojos, una especie de planta medio alienígena con tentáculos, de un color negruno-verdoso-amarillento, que había conquistado todas las plantas de la terraza.

Incluso había emergido de los resquicios entre las baldosas.

Sin saber cómo, se había apropiado del espacio y curiosamente incluso sin necesitar tierra ni tiesto era capaz de erigirse unos 40 cm de una pequeña grieta, con 1 cm bastaba para que pudiese emerger.

Sorprendida y a la vez atemorizada de que pudiese acabar de matar el resto de las plantas, me dispuse a eliminarla e irla arrancando de cualquier lugar que emergía.  Y es que desde pequeña se me había dicho… “cuando veas un planta salir de otra que no tiene nada que ver hay que arrancarla, porque sinó le quita vida y espacio”…esa fue la consigna y así procedí con el pasar de los años.

Fueron un par de meses más tarde que  de nuevo apareció la susodicha en un nuevo lugar, incluso después de un año la vi aparecer justo detrás de los barrotes de la baranda.

¿Cómo es posible? ¿De dónde saldrá semejante bicho?¡¡ Es indestructible!!

Pero fue justo después de acabar con el último brote que pude encontrar, justo esa misma tarde, que de repente pasó algo que no me podía imaginar, de forma casual apareció la planta por internet, ese mismo ser con el cual estaba obsesionada en destruir, resulta que estaba a la venta en una página, o sea alguien estaba dispuesto a pagar dinero por ella y el motivo era de peso, porque era una planta medicinal.

Aquel supuesto “bicho” que pensábamos nos estaba destruyendo, era una especie capaz de tratar infecciones, reumatismos e inflamaciones. Se la relacionaba incluso para reparar daños celulares, quemaduras, heridas profundas, tumores, abscesos, hipertensión y en especial para tratar el cáncer.

La cara que se me quedó al contemplar aquello fue de perplejidad absoluta.

Yo, que había estado ansiosa y preocupada pensando que las plantas estaban en peligro, resultaba que sin saber como, algo que era difícil de encontrar se había posado por arte de magia en mi terraza, y no una ni dos ni tres, sino repetidas veces mientras yo hacía caso omiso.

Y lo primero que pensé es…Cuantas y cuantas veces habremos apartado cosas de nuestra vida, pensando en que iban a ser nocivas, que nos hacían daño, porque su envoltura, su presencia no estaba dentro de nuestros cánones o no estábamos acostumbrados a aquello.

Aparentemente nos daba miedo, nos causaba rechazo y sin embargo aquello podía ser lo más valioso que hubiese llegado a nuestras vidas.

Kalanchoe_DaigremontianaAquella planta, que rebautizamos como “el monstruo”  hoy conocíamos su nombre…
se llamaba Kalanchoe Daigremontiana.

Esta vez fue una planta, pero el mensaje queda ahí…en otra ocasión puede personificarse de otra forma… valdrá la pena mantener los ojos bien abiertos, la confianza en lo nuevo, en lo no conocido, en lo no explorado y dejarse invadir por ese pequeño monstruito que puede llegar a ser lo más esperado y deseado.

Ana CalderónAna Calderón Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y Astrol. Psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto;  Consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí

Exposición de Pintura en MORAIMA

Os dejo aquí un video que grabaron mientras hablé en la Inauguración de la Exposición “ARTE.SANANDO-ARTI.CULANDO” que estará expuesta en la Galeria de Arte MORAIMA desde el 24 de mayo hasta el 13 de Junio.

Que lo disfruteis tanto como yo disfruté ese momento!

Un pequeño tesoro…

Este fin de semana he cruzado las puertas de la ciudad para explorar nuevos lugares…

Cual sería mi sorpresa cuando en el lugar más recóndito en medio de la montaña, en un pequeño pueblo encuentro este pequeño tesoro…

Alguien podría decir de quien es obra?..

jardines de can artigas-01jardines de can artigas-02jardines de can artigas-03

Sí…es de Antonio Gaudí.

Y estas imágenes hacen referencia a unos jardines que construyó en La Pobla de Lillet.

Esto me ha hecho darme cuenta de las veces y veces que hacemos cosas hermosas, bellas, con amor, con tesón, con delicadeza que pasan desapercibidas por el entorno y que al no ser valoradas consideramos que no son válidas. Incluso queriéndolas eliminar de nuestra mente, …

Sin embargo un día las cosas cambian, alguien se para a contemplar aquello que tu habías desechado y el otro te dice ¡Me encanta, me gusta!

Pero y si ese reconocimiento llega demasiado tarde?…

En el arte es algo que sucede a menudo, la recompensa llega cuando el artista ha muerto.

o si…y si no llega nunca?

Tú valor está en juego por eso? Porque si es así lo tienes crudo.

Si los demás no te reconocen quiere decir que no vales nada?

Suena paradójico, aunque hay un punto que tal vez merezca la pena como aprendizaje, si vives esperando el reconocimiento exterior en vez del sencillo disfrute por hacer lo que te hace sentir bien contigo mismo no hallarás más que vacío, decepción, frustración. Encarcelarte en una prisión donde tu única liberación parte de fuera, tú no eres tu amo.

Disfrutar de cada detalle, de cada instante, que te apasione lo que haces…es lo que te hace libre, poderoso, puesto que tú eres tu propio amo. Eres quien establece tu felicidad.

Alguien dijo una vez,  “Cuanto tiempo perdemos de disfrutar, pensando demasiado en las ilusiones.”*

Y es que…”Sólo hay una forma de disfrutar la vida, viviendo como si nada fuera eterno.”*

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí

Sobre el lobo de wall Street, te quiero decir una cosa Martin…

el-lobo-de-wall-streetAcabo de salir del cine de ver esta supuesta película que anuncian en todas partes…

Y francamente aún estoy a la espera de que Martin Scorsese me haga una reflexión de a donde quería llegar con todo esto.

Una película en la que durante 3 horas te muestran drogas, sexo, dinero, drogas, sexo, dinero, drogas, sexo, dinero, drogas, sexo, dinero drogas, sexo, dinero drogas, sexo, dinero, drogas, sexo, dinero, drogas… y así… así 179 minutos exactos, así sin parar… forrarte y forrarte hasta las cejas engañando a medio mundo, ir colocado hasta arriba de cocaína y todo tipo de drogas, consumir prostitución día si, día también, engañar a tu mujer, a tu familia, a media sociedad, evadir impuestos, etc. etc…

Francamente lo espero. Espero el mensaje…Aunque sea equivocado, pero dígame algo.

No le juzgo por meterme escenas de orgías en una oficina, francamente he visto 40 mil películas de sexo, pero si quiero ver una peli porno francamente voy a la sección directamente.

Sr. Scorsese en cualquier película hay que desarrollar una historia: introducción, nudo, desenlace. Pero usted me ha atragantado con el nudo de su narcisismo, recreándose en la vorágine de esta sociedad. Una sociedad capitaneada por un bróker de Wall Street que no tiene los más mínimos escrúpulos para engañar a quien haga falta si él puede salir ganando,…

Sabe que le digo, vaya a un terapeuta, a un psicólogo, no hace falta que sea para hacer terapia pero al menos tendrá un guión como dios manda.

Si usted no es capaz de entender que la vida no es solo eso y pretende drogarnos a la civilización con SUBÁMONOS AL CARRO Y JODÁMONOS TODOS ENTRE TODOS, literal y metafóricamente, pues es que en todos estos años no ha aprendido nada.

Si cree que la vida no pasa factura, que un ser humano puede salir victorioso de joderse la vida y jodérsela a medio mundo, tal vez es que usted aún no ha tocado fondo, pero le diré una cosa, la vida pasa factura, y hasta el ser más millonario del planeta,  el mayor miserable siente en algún momento una debilidad, contacta con su propia mierda.

Lo más curioso ha sido que de todo el cine creo haber sido la única que ha salido con ganas de llorar y vomitar, un repertorio de veinteañeros reía todas las escenas donde no había más que degradación humana, vacío, tristeza, abandono, decadencia…

Podría haber narrado tantas cosas con una película así Sr. Scorsese,.. que se esconde detrás de alguien que llena su vida de falsedad, de éxito, de dinero, de sexo y descontrol…

Que hay detrás de la drogadicción…Si no lo sabe se lo digo yo, hay un MIEDO, miedo a querer contactar con la mentira, con la sombra que uno es, con la verdadera soledad. Porque alguien así acaba solo en la vida, una vida de lujo, superficialidad, engaño, infidelidad a uno mismo al que uno fue, al ser esencial.

Del cual no me ha contado nada, que se esconde detrás de una persona que con su inocencia llega a Wall Street y se deja pervertir por el lado oscuro de este mundo.

He salido llorando, llorando a lágrima tendida del desborde de como más de medio cine iba riéndose, colocándose con cada rallada de cocaína o sobre como montar una orgía de celebración por conseguir miles de millones estafando a medio mundo.

Nauseabundo, Martin, realmente me gustaría saber que pasa en tu vida para que hayas decidido contarme solo esta parte, solo subir subir y subir, perdóname pero hasta el más tonto del pueblo sabe que todo lo que sube baja algún día.

No quieres meter la sombra …no has querido dejar espacio ni un instante,…ok!

Si esto es todo, francamente no necesito ver más, salir agitada pensando QUE HACES QUE NO ESTÁS SUBIDO AL TREN DE JODAMOS AL MUNDO y tú llegas tarde…!!!

Lo siento, prefiero ser el pobre chico que trabaja en un mc donalds, pero al menos su vida está llena de verdad, transparencia, ética, plenitud…

¿Qué esperamos del mundo, de nuestros políticos, de la sociedad? si ante esta radiografía miserable hay una carcajada al unísono?

¿Qué esperamos, que queremos cambiar?

Porque yo el chiste no lo veo, perdóname pero no hay gracia en esta historia.

La única gracia es la vorágine y el engaño de seguir engañados, no desde la propia burbuja en la que estamos encerrados sino en el seguir consumiendo más decadencia una tarde de domingo en la que francamente podría haber hecho algo más productivo…o tal vez no…

Tal vez esto tenía que pasar, …

Tal vez no hay moraleja y ya está, a veces hay maldad y no hay castigo, a veces no hay conciencia, a veces hay vacío y es lo que hay que aceptar…

Tal vez, pero yo hoy necesitaba poner un poco de conciencia, de equilibrio, de calma, de paz.

Si no hay una voz que hable y diga que piensa diferente,…pienso…tal vez es del quien calla otorga. Y yo hoy no otorgo, opino, y digo que creo en el aprendizaje de la vida aunque sea tarde pero llega, el mensaje tarde o temprano llega, solo que tal vez sea demasiado tarde y 179 min no sean suficientes…no, Martin?

Ana Calderón

Eres una bruja!

bruja
Hoy he leído una noticia de lo más interesante. Una noticia que arroja luz sobre lo que toda la vida hemos llamado las brujas.
Y es que el tiempo pone todo en su lugar. Lo que fue ocultado, tarde o temprano emergerá.
Para mi es importante hablar de esto, porque aunque aparentemente hoy en día estemos en una sociedad de igualdad, siento que en nuestras mentes, las de las mujeres, tenemos como una sensibilidad especial de susceptibilidad para contactar con esa herida que lleva habitando a lo largo de los siglos.
Nos hemos convertido en profesionales, grandes trabajadoras, muchas madres y esposas.. y siempre hay una vocecilla en nuestro interior de pequeñez, de no ser suficiente, de no llegar a todo, de podría haber hecho algo más. Todo tiene que ser al 100%.
Para que vengo yo a este mundo, si no es para servir? ¿Cuál es mi cometido?
Tengo permiso para triunfar, mostrarme al mundo?…
Estar al frente de todo, o soy mala, soy una bruja si no estoy cuidando y atendiendo las heridas de todos esos que están a mi alrededor?
Por qué hay un sentimiento de culpabilidad cuando no ayudamos a los otros, cuando no los atendemos, no los escuchamos o hemos estado “demasiado” ocupadas en nuestros asuntos?
Qué clase de mantra se repite en nuestra mente para que muchas veces nos gatillemos cuando estamos a punto de alcanzar ese objetivo que nos haría obtener el reconocimiento del entorno.
Es un no, tú no puedes, eres una bruja si no entras dentro de los patrones que esta sociedad ha establecido para ti, eres la “oveja negra” porque has decidido salir de esta estructura.
No perteneces a esta familia, esta sociedad, cuando decides que tal vez no te apetece ser madre, ni esposa, que sencillamente quieres luchar por tus objetivos. O que tal vez te apetezca las dos cosas y ¿qué hay de malo en ello?, porque esa sensación de NO, NO PUEDES TENERLO TODO.
La frustración empieza cuando tal vez sobre valoramos nuestras capacidades como seres humanos, como mujeres, o no queremos ver la película con más perspectiva…
Tal vez las brujas tenían ese poder porque se dedicaban a hacer sus conjuros en cuevas aisladas del mundo, pero desde luego si tenían que estar atendiendo al niño, escuchando los problemas de la pareja, yendo al supermercado, cuidando a la madre…
Me parece a mi que el conjuro iba a ser de lo más desastroso. Ni conjuro ni ostias, te va a salir un cocido como mucho. Y a ver si no se te pasa el arroz…
Yo como mujer, necesito cada cierto tiempo aislarme en mi cueva para contactar con esa energía dentro de mi que me recuerda que tengo el poder suficiente para conseguir lo que yo desee. Pero desde luego, es necesario aislarse de esas voces, esas que martillean nuestra cabeza, que nos siguen juzgando de brujas por permitirnos ser eso que tú ya sabes que tienes dentro de ti. Eso que te hará contactar con lo que te puede hacer más feliz.

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; tipos de consultas: Consultas