50 sesiones con Gris

50 sesiones con Gris-Ana CalderonCuando tu paciente es Cristian Gris, más conocido como la versión española de Christian Grey
Sí, él no es de Seattle, él vive en tu ciudad, sino no vendría a tu consulta.
Tampoco tiene avión privado, ni 10 coches en el garaje.
Pero excluyendo estás 2 nimiedades, lo demás lo cumple a raja tabla.
 Usa camisas blancas y trajes grises (de ahí lo del Gris…), corbatas lisas, gemelos dorados, también admitidos plateados. Todo correctamente separado en su armario, camisas a un lado, trajes al otro.
Has tardado más de 10 sesiones en saber su apellido, sí, es un ser enigmático
No te digo su correo electrónico…
Sin embargo él lo sabe todo sobre ti, menos la talla del sujetador…lo ha indagado todo.
Él no maneja una compañía de miles de millones, pero es un tipo emprendedor y carismático. Cuando se trata de mandar, se maneja como pez en el agua.
La primera vez que lo viste, su mirada era distante, destilaba un aire de agresividad, desconfianza que provocaba cierto miedo.
Sí, Cristian Gris no tiene cara de niño bueno, ni voz dulce…Él responde tajantemente. Es cortés si, pero también autoritario, controlador e inflexible.
Para tu sorpresa es un hombre fiel, desde que acude a tu consulta os habeis visto todas las semanas, puede que un poco obsesivo, en los inicios incluso 2, aunque la sensación al acabar cada una de ellas, fuera una tensión en el ambiente sin saber cuando sería la última vez que os volveríais a ver….
Decidió desaparecer a los 4 meses…sin embargo al mes y medio volvió, como si nada hubiese pasado…
Sin embargo él no se define como un hombre libre y desapegado, no es de esos que te deja irte de escalada con un amigo ni siquiera, eso no entra dentro de sus parámetros.
Él sufre, como esa madre controladora que no te deja ir a ningún sitio, que no se da cuenta que su miedo asfixia y le impide vivir al otro con tranquilidad.
La diferencia entre la madre y él está (a parte de los orgasmos que provoca en las mujeres, por si no has caido en la cuenta es un amo en toda regla) es que él te lo pone todo en un contrato con cláusulas en las que incluye más cosas, como por ejemplo:
  • Que dormirás 8 horas (da igual si él solo duerme 1h y media)
  • Que te alimentarás sano (pregúntale a él si te puedes tomar un croasan o unos huevos con tocino…ya que si te lo trae él, seguro que está aceptado).
  • Que tendrás que hacer deporte…no te preocupes él mismo se encargará de llamar a un amigo suyo entrenador personal para hacerte desaparecer la celulitis (y el croasan que te hizo comer el día anterior).
  • Y para que no hablar de la señora de la limpieza que te mandará 2 veces por semana (o más, todo depende del nivel de caos que considere que hay en tu vida).
Él necesita controlarlo todo y en eso has de manejarte tú.
No va a ser presa fácil. No está acostumbrado a dejarse llevar.
Él no es de esos que vaya a obedecer si decides hacerle un ejercicio con los ojos cerrados y música relajante…No.
Ni cerrará los ojos, ni aguantará tumbado…Una serie de espasmos le invadirán en ese instante, boicoteando el momento de relajación. El único instante para que pudiese dejar su armadura…pues no.
Todas las alarmas saltarán, porque Cristian Gris no puede permitirse un suspiro…o al menos eso cree.
Con él también verás un cuarto oscuro, será tu sala, y será un día en el que sin previo aviso decida apagarte las luces al entrar y hacer la sesión en total oscuridad.
Si le indicas que no te parece bien o que sientes una falta de autoridad, espérate que callado no se va a quedar.
Desde ese momento cada vez que viene estás alerta…esperando por donde va a salir…
Sin embargo al igual que Grey, te va atrapando con su magnetismo.
Él confía en ti, te revela los secretos jamás contados.
Cree que controlándolo todo será inmune al sufrimiento.
Cree que necesita cuidar de los demás, porque los demás no saben cuidar de ellos mismos.
Él te cuidará…te cuidará a su manera y según sus normas. Como te dije se rige según un contrato.
Según él no le va el romanticismo, aunque otra parte de él desearía compartir una vida en pareja, ser padre, comprarse un velero y perderse en el mar. Una vida tranquila y serena.
Pero mientras tanto sigue con su personaje, transformando su dolor y tristeza en un juego, en el que unos pocos deciden entrar. Creeme aunque te de morbo, no van a ser solo 4 azotes los que te de, tiene mil y una estrategias que aún ni siquiera ha querido contarme.
Según él, después de sincerarse totalmente, creeré que es un monstruo.
Yo, sin embargo, sin que nada me diga puedo intuirlo todo.
Yo, solo veo a un niño herido.
Alguien sensible capaz de sentir a niveles que pocos sienten y es por eso que se ha acorazado, para su supervivencia. Fragmentándose a si mismo, conservando dentro de si eso que no encontró lugar, ese niño sensible.
Ese personaje al que Hollywood ha convertido en un mito es solo una herramienta de supervivencia.
Detrás de ese morbo creado, se oculta otro ser que parece que nadie desea conocer.
Justo lo que él te esconde sería lo más valioso que te pudiese ofrecer. Un corazón herido que se ha roto en mil pedazos y que no quiere sufrir más. Su única solución ha sido construir las más resistentes murallas para que no puedas acceder.  “Nadie me volverá a hacer daño“, suspira en sus adentros…
Y así poco a poco se ha ido alejando, …del dolor pero también de la ternura.
Sus sombras no son más que el reflejo de una luz que no estás viendo…
Si miras hacia ellas tendrías una nueva perspectiva, te haría ver lo más profundo de él.
Ya le juzgues o le conviertas en mito, solo rozas la superficialidad.
La superficie que no contacta con la esencia que hay detrás. Solo con máscaras aparentes que te aislan de la realidad.
Con la fragilidad, con los miedos, con los límites, con la pérdida de control, con el no saber que pasará.
Lo mejor que te puede dar Cristian Gris no son 4 azotes, sino 2 besos en la mejilla.
No es que te diga lo que tengas que hacer, sino que confíe en ti sin poner medida.
No es que permanezca enigmático, sino que se asome sin escudo ni lanza,…
Que cierre los ojos y desaparezca por un instante de la sala, quedándose abrazado a un cojín mientras destila una sonrisa,…relajado, calmado, saliendo de su monotonía, …de su realidad, para dejar paso a una nueva forma de ver la vida.

Terapeuta Barcelona-Ana CalderónAna Calderón Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica. Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas. Más información sobre Ana Calderón ; contacta: Contacto; Solicitar Consulta terapéutica; Otras consultas: Consultas

Photo by  Anna Werner

Anuncios

2 pensamientos en “50 sesiones con Gris

  1. […] * Artículo relacionado: 50 sesiones con Gris #50SombrasdeGrey […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s