Engullida en la oscuridad

engullida en la oscuridadMiras al cielo, y hay desesperanza, confusión, pérdida…

Sientes que la oscuridad te engulle,..

Te inunda y te atrapa mientras vas sintiendo el vacío tras de ti.

Los apoyos en los que te sostuviste han desaparecido.

Algo se acaba y no tiene remedio.

Principio de un final,  final de un transcurso, suspiro de un instante que aún no se va.

Todo ha cambiado y ya nada tiene sentido.

La piel se eriza en estado de alerta, de suspense.

Una parte de ti anhela fundirse a las sombras, otra entristece al ver desaparecer la luz ante tus ojos.  Vigilante, esperando, atemporal.

Ya no sabes si es tu conocimiento o tu ignorancia. Si estás ante un nuevo amanecer o el ocaso.

Sufres el encierro de verte limitado ante tanta oscuridad, pero es ella la que te viene a liberar de tus bloqueos, tus limitaciones…Tu entorno, tus valores, tus vínculos, tus prendas, …

Cajas y cajas que ocupan espacio en tu vida, que te anclaban a tierra firme se han desintegrado. Sin entender cómo, han dejado de tener sentido y ya no logras comprender.

No hay nada, solo silencio, espera, inquietud, incomprensión, parálisis, bloqueo.

Ya puedes preguntar, nadie responderá, porque nadie tiene esa respuesta.

Solo hay ausencia. Ausencia de algo que no sabes ni cómo explicar, ausencia de lo que está por llegar,…

Lo único que llena este instante es tu presión interior esperando el fin de este momento, una resolución que llegue desde arriba.

Ya no sabes quién eres, solo te dejas abrazar por esa oscuridad que te envuelve hasta engullirte.

Todo es distinto, todo cambió.

El paisaje maravilloso que habías construido ante tus ojos era un mero decorado temporal.

Ahora solo ves oscuridad y preguntas al cielo que está pasando esperando comprender.

Pero la única respuesta es el silencio…

Y ante esa quietud puede que logres conectar con todo lo que habías olvidado, con cada fragmento de tu cuerpo.

No hacen falta referencias externas, porque en ti está el centro.

Los bordes se ensanchan a cada paso que atreves a dar en ese silencio, puede que haya miedo en un principio, pero mientras viajas y exploras, te embarcas en tu propia búsqueda, en tu propio proceso. Y allí no hay nadie, estás tú solo ante el silencio.

Nada muere, solo se transforma, tal cual como la semilla que se rompe en la más absoluta oscuridad para dar lugar a un pequeño brote. Inicio de nueva vida, discreto, frágil en silencio se abre paso, confía, ley de vida, ciclo sin más, deja tiempo a la semilla para que pueda  emerger el  fruto que llegará.

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto;consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s