Confesiones del culo

Hoy he decidido hablar delconfesiones de mi culo culo.

Lo sé, no estáis acostumbrados a estas temáticas y menos a estas horas pero he decidido  auto-recetármelo. A fin de cuentas tan democráticos que somos…porque no con él, que como cualquier otro cumple con su horario laboral siempre disponible las 24h y ni siquiera se le paga un plus, ni se le menciona. Nadie quiere hablar de él.

Si eres de los que te pasas la vida contentando a los demás, poniendo una sonrisa, aguantando y aguantando puede que seas del equipo…manteniendo el culito bien tenso y firme, que en el día a día nadie se percataría de nada de lo que te pasa, pero que por dentro eres una bomba de relojería.. En cualquier momento a punto de estallar.

Las formas de explotación pueden ir según modalidades, unos explotan por otros sitios, lo sé. Pero yo hoy hablaré del culo. ¡Qué le vamos a hacer! No hace falta daros detalles, tranquilos no os someteré a esa tortura, pero digamos que hace ya varias semanas dio su señal de alarma.

Sr.culo: -“Estoy haaaarto de tanta tensión, de taaaanto aguantar, de ser yo aquí el que se come los marrones…teniéndome que esconderme y no sé de queee ”. Y decidió darse de baja.

Incluso  los desagües de mi casa se han sumado a la huelga y cuando el sr.trasero decidió volver a su puesto más o menos recuperado, ellos este fin de semana me la han liado y se atascaron.

Puedes quedarte en la superficie… como ir a un médico y que te autorecete miles de pastillas sin ni siquiera preguntarte que te ha pasado los últimos días, semanas, meses…vamos quien coño eres tú y qué te pasa? Qué relación tienes tú con tu culo, sus servicios y funciones varias.

Me pregunto porque hablar del culo es algo tan tabú, cuando podemos hablar de cualquier otra cosa. Él tiene su función como cualquier otro.

A fin de cuentas, el culo es discreto, no busca protagonismo, queda oculto de miradas, trabaja y trabaja sin esperar reconocimiento alguno. Nadie se hace fotos de su culo y cuando se hacen es más motivo de humillación o burla hacia el que lo mira.

Y me pregunto ¿qué pensará tu culo de todo esto?, él tiene su función y nunca te pidió nada a cambio. Trabaja en el peor lugar, a oscuras y expulsando todo lo que no deseas después de que todo lo bueno se lo hayan quedado los otros.

Sin embargo, tú a la boca, no le pides responsabilidades, tragas y tragas, y no le exiges ni filtro, ni nada. Le dejas que haga lo que le viene en gana.

En el día a día cotidiano, no pones filtros, aguantas todo lo que te echen, sonríes y dejas pasar esos restos, esas molestias que te duelen y no le pones atención. Todos esos pequeños instantes en que no muestras tu malestar, tu desagrado, “TU MIERDA” a fin de cuentas y todo queda contenido.

Contenido cuando te dices.. “bueno tampoco lo hizo con mala intención”, o bien “bueno debería decirle algo pero es que ahora no es un buen momento”,..siempre que hay un bueno algo malo está detrás… y vas cediendo y cediendo intentando cuidar a todos, agradar a todos…mientras tu atención está puesta en ese todo menos en ti mismo.

Pero llega un día, ese día, que tu culo te pasa la factura.

Ha estado sometido a tanta tensión que ha decidio montarte una huelga.

Hemos formado un bunker alrededor de nuestra piel para no molestar y seguimos tragando todo lo que viene…Pero ya está bien! Esto no puede continuar!

Mientras esa mierda siga dentro de ti te está dañando en tu día a día.

Es por eso que luego estallamos por tonterías.

Mostrar lo desagradable, no está aceptado socialmente.

No hay cursos para no esperar caer bien, para mostrar nuestra molestia,

¡Exijo un curso para aprender a enseñar el culo!

No solo hago mención al trasero, a mejor más de uno se está imaginando sesión de tangas.

Me refiero a todo lo que comporta el trasero, lo que no se muestra, los restos que ya nadie quiere de ti­­­, ni siquiera tu mismo.

Mostrar nuestro enfado, ­­exigir nuestro espacio cuando este ha sido invadido y sobrepasado.

Porque al final si tú no sacas a relucir todo eso que está podrido en tu interior, que te hace daño…

¡La máquina se estropea!

Si tú no cuidas de ti mismo, si no revisas tu propia ITV, nadie te lee la mente, en este caso no te llega una carta a casa recordando, esta semana tiene usted que hacer revisión!

Aunque la verdad que sería lo más adecuado, una alarmita en el móvil no creeis?.

Sin embargo, nos toca hacer la tarea solos, es un educarnos a nosotros mismos y de actualizar al entorno en cada momento de cómo nos sentimos. Empezar desde hoy…no esperar a mañana ni pasado ni…ya se lo diré cuando encuentre el momento.

La mierda se envuelve en papel de regalo y se le pone un lazo, para que pase desapercibida.

No son tiempos para la honestidad, para las cosas claras…no se premia ir con la verdad por delante.

Estamos en un navegar, un quedar bien, un ir a redoble con la música que suena de fondo.

Y así poco a poco nos vamos alejando de nosotros mismos, de nuestro malestar, de nuestra necesidad, de nuestra piel…

Y no entendemos porque un día nuestro ser se da de baja, se pone enfermo.

Hemos filtrando tanto que, lo que tenía que ser dicho con voz asertiva, contundente, clara, se acaba suavizando, dispersando, adulterando de tal forma, que el interlocutor ni siquiera se ha percatado de la demanda.

Y ante ver que el entorno no responde, vamos aumentando la presión, desplazando compartimentos. Hasta que como el Titanic el agua acaba inundando todo nuestro ser hasta que el barco se va a pique.

Como es posible!!! Pero si yo estaba tan bien, y todo por no querer escuchar el culo de la cuestión.

¿Qué se esconde al final de todo?,

¿qué dejamos para los restos?,

¿qué es lo que no queremos que nadie vea de nosotros?,

¿qué es tan sumamente desagradable como para no poder ser expuesto?.

 

No sería una liberación, soltar toda esa presión a la que estás sometido?

Por un culo que pide ser atendido, no escondas tu mierda, suelta, libérate, escucha y respeta. Todas las sensaciones de tu cuerpo, todas y cada una de ellas.

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí

Anuncios

4 pensamientos en “Confesiones del culo

  1. Se nota tu Lilith fuerte, yo la tengo en conjunción con Venus y me encanta lo femenino transgresor y el prototipo de la mujer fatal.

  2. Yo la tengo opuesta a Urano y me hace caer en excentricidades, con cuadratura Saturno no dá muy buena fortuna no¿? Está algo asociada a la mala suerte e incluso a muertes….

    • Tanto como mala suerte no diría yo, lo que si te puede limitar en cierta forma ya que magnificas tus propios fallos. Pero creo que esa limitación si la puedes ver desde el punto de vista del aprendizaje y el crecimiento es algo bueno. Cada uno tenemos algo a aprender, y este aspecto como cualquier otro tenso e incómodo te obliga a tener que desarrollar tus capacidades, si todo fuese sencillo ¿que gracia tendría? 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s