Mensaje que no llega…tu basura mental se presenta

Esta mañana me pasó algo curioso, me sentí dolida, no tenida en cuenta por una persona que en el pasado había sido muy importante para mí. El caso es que de repente, al sentir esa herida me vino a la cabeza una amiga la cual me reprochó el daño que yo le había hecho. De repente,mensaje que no llega tu basura mental se presenta pude verme en el personaje opuesto. Cuando yo en aquel instante me sentí atacada, demandada, exigida…sin entender a qué venía aquel drama.

Curiosamente, empecé a meditar…¿y si esa persona realmente llevaba razón? ¿Y si yo no hice las cosas como debía? ¿Y si puede que yo no recordase algo bien? Releí las últimas conversaciones que habían tenido lugar hacia meses por whatsapp y de repente me sentí tonta. Tonta porque es entonces cuando te ves retratada al ver que la historia que habías construido en tu cabeza no era tal cual así, tenía matices, había aspectos que yo también me hubiese sentido herida, abandonada. Así que el sentimiento de aquella amiga, no era un simple rebote. Aunque fuese tarde, con meses de retraso hoy contacté con ella y le pedí disculpas por mi error, eso también me hizo darme cuenta para reflexionar sobre la posición que hoy estaba viviendo, la de “víctima” de las circunstancias, y pensé ¿qué necesitaría esa persona “verdugo” para que no acabe siendo lo que yo en mi cabeza estoy imaginando?

Y pensé…Simplemente, expresar mi necesidad con claridad. Cosa que es la que muchas veces me ha faltado…Ha sido más el esperar que el otro haga algo y si no lo hace es porque no me quiere, no me valora, no me tiene en cuenta.

Los silencios hacen que se active nuestra basura mental, todas esas voces que te dices a ti misma,… tus inseguridades, tus prejuicios…es una verborrea que tienes solo contigo y no haces más que buscar personajes a los que darles el valor de eso que tú ya piensas de ti mismo. Por eso esa susceptibilidad.

Lo que no nos damos cuenta que el otro también vive sumergido dentro de sí mismo, con sus neuras, sus paranoias, sus sentimientos de abandono también hacia otros, sus estreses. Somos conscientes de las heridas que nos provocan los demás, pero no de las heridas que provocamos con nuestros pinchos. Como un erizo, tenemos una coraza que nos protege pero también nos aleja a veces de cosas sin motivo alguno. Hoy me alegré de haber podido sentir el dolor, el abandono por un instante, aunque fuese irreal…para poder tomar consciencia con más plenitud de mis luces y mis sombras, de mi fragilidad y mi agresión, mi desconexión, mis propias confusiones, mi propio sentido del error, mi imperfección.

Y curiosamente el día me sorprendió con un regalo, al expresar mi necesidad me di cuenta de que la otra persona tenía unos motivos de gran peso por no haberme dicho nada pero me sentí cuidada, atendida y tenida en cuenta.

La tarde incluso me regaló una sorpresa, un amigo de la facultad que reapareció por sorpresa en mi exposición de pintura el cual hacía muchos años que no veía y que sin embargo me expresó que me seguía la pista, que me leía. En ese instante creo que mi corazón se agitó de tal forma, que si había alguna tristeza desapareció de golpe, fue un día de sanación, de paz …y es entonces cuando te dices…Ana, eres tonta! Me lo digo con cariño, porque una no se imagina quien está detrás de la pantalla, quien asiente con cada frase, cada sentimiento, cada tristeza, cada alegría.

Así que solo expresar mi alegría, alegría por el día de hoy que me ha dejado el buen sabor de boca de sentir que todos estamos más unidos de lo que pensamos, que somos más importantes de lo que creemos, de que el mundo es un pañuelo y que la magia existe si te dejas acariciar por ella. Que te sana las heridas y te alivia las penas, te da un empujoncito cuando lo necesitas, te mima, te cuida y te alienta.

Ana Calderón

Ana Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s