Engullida en la oscuridad

engullida en la oscuridadMiras al cielo, y hay desesperanza, confusión, pérdida…

Sientes que la oscuridad te engulle,..

Te inunda y te atrapa mientras vas sintiendo el vacío tras de ti.

Los apoyos en los que te sostuviste han desaparecido.

Algo se acaba y no tiene remedio.

Principio de un final,  final de un transcurso, suspiro de un instante que aún no se va.

Todo ha cambiado y ya nada tiene sentido.

La piel se eriza en estado de alerta, de suspense.

Una parte de ti anhela fundirse a las sombras, otra entristece al ver desaparecer la luz ante tus ojos.  Vigilante, esperando, atemporal.

Ya no sabes si es tu conocimiento o tu ignorancia. Si estás ante un nuevo amanecer o el ocaso.

Sufres el encierro de verte limitado ante tanta oscuridad, pero es ella la que te viene a liberar de tus bloqueos, tus limitaciones…Tu entorno, tus valores, tus vínculos, tus prendas, …

Cajas y cajas que ocupan espacio en tu vida, que te anclaban a tierra firme se han desintegrado. Sin entender cómo, han dejado de tener sentido y ya no logras comprender.

No hay nada, solo silencio, espera, inquietud, incomprensión, parálisis, bloqueo.

Ya puedes preguntar, nadie responderá, porque nadie tiene esa respuesta.

Solo hay ausencia. Ausencia de algo que no sabes ni cómo explicar, ausencia de lo que está por llegar,…

Lo único que llena este instante es tu presión interior esperando el fin de este momento, una resolución que llegue desde arriba.

Ya no sabes quién eres, solo te dejas abrazar por esa oscuridad que te envuelve hasta engullirte.

Todo es distinto, todo cambió.

El paisaje maravilloso que habías construido ante tus ojos era un mero decorado temporal.

Ahora solo ves oscuridad y preguntas al cielo que está pasando esperando comprender.

Pero la única respuesta es el silencio…

Y ante esa quietud puede que logres conectar con todo lo que habías olvidado, con cada fragmento de tu cuerpo.

No hacen falta referencias externas, porque en ti está el centro.

Los bordes se ensanchan a cada paso que atreves a dar en ese silencio, puede que haya miedo en un principio, pero mientras viajas y exploras, te embarcas en tu propia búsqueda, en tu propio proceso. Y allí no hay nadie, estás tú solo ante el silencio.

Nada muere, solo se transforma, tal cual como la semilla que se rompe en la más absoluta oscuridad para dar lugar a un pequeño brote. Inicio de nueva vida, discreto, frágil en silencio se abre paso, confía, ley de vida, ciclo sin más, deja tiempo a la semilla para que pueda  emerger el  fruto que llegará.

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto;consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí

Arte.Sanando-Arti.culando

Video de la Inauguración de la Exposición “ARTE.SANANDO-ARTI.CULANDO” que estuvo expuesta en la Galería de Arte MORAIMA desde el 24 de mayo hasta el 13 de Junio.

Un gran momento lleno de emociones, de sensaciones, de contrastes, de uniones…

Reencuentros que fueron perdidos y de nuevo recuperados, la unión de todas y cada una de las partes de mi ser.

Espero que lo disfruteis!

Terapeuta Barcelona-Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; tipos de consultas: Consultas

Confesiones del culo

Hoy he decidido hablar delconfesiones de mi culo culo.

Lo sé, no estáis acostumbrados a estas temáticas y menos a estas horas pero he decidido  auto-recetármelo. A fin de cuentas tan democráticos que somos…porque no con él, que como cualquier otro cumple con su horario laboral siempre disponible las 24h y ni siquiera se le paga un plus, ni se le menciona. Nadie quiere hablar de él.

Si eres de los que te pasas la vida contentando a los demás, poniendo una sonrisa, aguantando y aguantando puede que seas del equipo…manteniendo el culito bien tenso y firme, que en el día a día nadie se percataría de nada de lo que te pasa, pero que por dentro eres una bomba de relojería.. En cualquier momento a punto de estallar.

Las formas de explotación pueden ir según modalidades, unos explotan por otros sitios, lo sé. Pero yo hoy hablaré del culo. ¡Qué le vamos a hacer! No hace falta daros detalles, tranquilos no os someteré a esa tortura, pero digamos que hace ya varias semanas dio su señal de alarma.

Sr.culo: -“Estoy haaaarto de tanta tensión, de taaaanto aguantar, de ser yo aquí el que se come los marrones…teniéndome que esconderme y no sé de queee ”. Y decidió darse de baja.

Incluso  los desagües de mi casa se han sumado a la huelga y cuando el sr.trasero decidió volver a su puesto más o menos recuperado, ellos este fin de semana me la han liado y se atascaron.

Puedes quedarte en la superficie… como ir a un médico y que te autorecete miles de pastillas sin ni siquiera preguntarte que te ha pasado los últimos días, semanas, meses…vamos quien coño eres tú y qué te pasa? Qué relación tienes tú con tu culo, sus servicios y funciones varias.

Me pregunto porque hablar del culo es algo tan tabú, cuando podemos hablar de cualquier otra cosa. Él tiene su función como cualquier otro.

A fin de cuentas, el culo es discreto, no busca protagonismo, queda oculto de miradas, trabaja y trabaja sin esperar reconocimiento alguno. Nadie se hace fotos de su culo y cuando se hacen es más motivo de humillación o burla hacia el que lo mira.

Y me pregunto ¿qué pensará tu culo de todo esto?, él tiene su función y nunca te pidió nada a cambio. Trabaja en el peor lugar, a oscuras y expulsando todo lo que no deseas después de que todo lo bueno se lo hayan quedado los otros.

Sin embargo, tú a la boca, no le pides responsabilidades, tragas y tragas, y no le exiges ni filtro, ni nada. Le dejas que haga lo que le viene en gana.

En el día a día cotidiano, no pones filtros, aguantas todo lo que te echen, sonríes y dejas pasar esos restos, esas molestias que te duelen y no le pones atención. Todos esos pequeños instantes en que no muestras tu malestar, tu desagrado, “TU MIERDA” a fin de cuentas y todo queda contenido.

Contenido cuando te dices.. “bueno tampoco lo hizo con mala intención”, o bien “bueno debería decirle algo pero es que ahora no es un buen momento”,..siempre que hay un bueno algo malo está detrás… y vas cediendo y cediendo intentando cuidar a todos, agradar a todos…mientras tu atención está puesta en ese todo menos en ti mismo.

Pero llega un día, ese día, que tu culo te pasa la factura.

Ha estado sometido a tanta tensión que ha decidio montarte una huelga.

Hemos formado un bunker alrededor de nuestra piel para no molestar y seguimos tragando todo lo que viene…Pero ya está bien! Esto no puede continuar!

Mientras esa mierda siga dentro de ti te está dañando en tu día a día.

Es por eso que luego estallamos por tonterías.

Mostrar lo desagradable, no está aceptado socialmente.

No hay cursos para no esperar caer bien, para mostrar nuestra molestia,

¡Exijo un curso para aprender a enseñar el culo!

No solo hago mención al trasero, a mejor más de uno se está imaginando sesión de tangas.

Me refiero a todo lo que comporta el trasero, lo que no se muestra, los restos que ya nadie quiere de ti­­­, ni siquiera tu mismo.

Mostrar nuestro enfado, ­­exigir nuestro espacio cuando este ha sido invadido y sobrepasado.

Porque al final si tú no sacas a relucir todo eso que está podrido en tu interior, que te hace daño…

¡La máquina se estropea!

Si tú no cuidas de ti mismo, si no revisas tu propia ITV, nadie te lee la mente, en este caso no te llega una carta a casa recordando, esta semana tiene usted que hacer revisión!

Aunque la verdad que sería lo más adecuado, una alarmita en el móvil no creeis?.

Sin embargo, nos toca hacer la tarea solos, es un educarnos a nosotros mismos y de actualizar al entorno en cada momento de cómo nos sentimos. Empezar desde hoy…no esperar a mañana ni pasado ni…ya se lo diré cuando encuentre el momento.

La mierda se envuelve en papel de regalo y se le pone un lazo, para que pase desapercibida.

No son tiempos para la honestidad, para las cosas claras…no se premia ir con la verdad por delante.

Estamos en un navegar, un quedar bien, un ir a redoble con la música que suena de fondo.

Y así poco a poco nos vamos alejando de nosotros mismos, de nuestro malestar, de nuestra necesidad, de nuestra piel…

Y no entendemos porque un día nuestro ser se da de baja, se pone enfermo.

Hemos filtrando tanto que, lo que tenía que ser dicho con voz asertiva, contundente, clara, se acaba suavizando, dispersando, adulterando de tal forma, que el interlocutor ni siquiera se ha percatado de la demanda.

Y ante ver que el entorno no responde, vamos aumentando la presión, desplazando compartimentos. Hasta que como el Titanic el agua acaba inundando todo nuestro ser hasta que el barco se va a pique.

Como es posible!!! Pero si yo estaba tan bien, y todo por no querer escuchar el culo de la cuestión.

¿Qué se esconde al final de todo?,

¿qué dejamos para los restos?,

¿qué es lo que no queremos que nadie vea de nosotros?,

¿qué es tan sumamente desagradable como para no poder ser expuesto?.

 

No sería una liberación, soltar toda esa presión a la que estás sometido?

Por un culo que pide ser atendido, no escondas tu mierda, suelta, libérate, escucha y respeta. Todas las sensaciones de tu cuerpo, todas y cada una de ellas.

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí

Mensaje que no llega…tu basura mental se presenta

Esta mañana me pasó algo curioso, me sentí dolida, no tenida en cuenta por una persona que en el pasado había sido muy importante para mí. El caso es que de repente, al sentir esa herida me vino a la cabeza una amiga la cual me reprochó el daño que yo le había hecho. De repente,mensaje que no llega tu basura mental se presenta pude verme en el personaje opuesto. Cuando yo en aquel instante me sentí atacada, demandada, exigida…sin entender a qué venía aquel drama.

Curiosamente, empecé a meditar…¿y si esa persona realmente llevaba razón? ¿Y si yo no hice las cosas como debía? ¿Y si puede que yo no recordase algo bien? Releí las últimas conversaciones que habían tenido lugar hacia meses por whatsapp y de repente me sentí tonta. Tonta porque es entonces cuando te ves retratada al ver que la historia que habías construido en tu cabeza no era tal cual así, tenía matices, había aspectos que yo también me hubiese sentido herida, abandonada. Así que el sentimiento de aquella amiga, no era un simple rebote. Aunque fuese tarde, con meses de retraso hoy contacté con ella y le pedí disculpas por mi error, eso también me hizo darme cuenta para reflexionar sobre la posición que hoy estaba viviendo, la de “víctima” de las circunstancias, y pensé ¿qué necesitaría esa persona “verdugo” para que no acabe siendo lo que yo en mi cabeza estoy imaginando?

Y pensé…Simplemente, expresar mi necesidad con claridad. Cosa que es la que muchas veces me ha faltado…Ha sido más el esperar que el otro haga algo y si no lo hace es porque no me quiere, no me valora, no me tiene en cuenta.

Los silencios hacen que se active nuestra basura mental, todas esas voces que te dices a ti misma,… tus inseguridades, tus prejuicios…es una verborrea que tienes solo contigo y no haces más que buscar personajes a los que darles el valor de eso que tú ya piensas de ti mismo. Por eso esa susceptibilidad.

Lo que no nos damos cuenta que el otro también vive sumergido dentro de sí mismo, con sus neuras, sus paranoias, sus sentimientos de abandono también hacia otros, sus estreses. Somos conscientes de las heridas que nos provocan los demás, pero no de las heridas que provocamos con nuestros pinchos. Como un erizo, tenemos una coraza que nos protege pero también nos aleja a veces de cosas sin motivo alguno. Hoy me alegré de haber podido sentir el dolor, el abandono por un instante, aunque fuese irreal…para poder tomar consciencia con más plenitud de mis luces y mis sombras, de mi fragilidad y mi agresión, mi desconexión, mis propias confusiones, mi propio sentido del error, mi imperfección.

Y curiosamente el día me sorprendió con un regalo, al expresar mi necesidad me di cuenta de que la otra persona tenía unos motivos de gran peso por no haberme dicho nada pero me sentí cuidada, atendida y tenida en cuenta.

La tarde incluso me regaló una sorpresa, un amigo de la facultad que reapareció por sorpresa en mi exposición de pintura el cual hacía muchos años que no veía y que sin embargo me expresó que me seguía la pista, que me leía. En ese instante creo que mi corazón se agitó de tal forma, que si había alguna tristeza desapareció de golpe, fue un día de sanación, de paz …y es entonces cuando te dices…Ana, eres tonta! Me lo digo con cariño, porque una no se imagina quien está detrás de la pantalla, quien asiente con cada frase, cada sentimiento, cada tristeza, cada alegría.

Así que solo expresar mi alegría, alegría por el día de hoy que me ha dejado el buen sabor de boca de sentir que todos estamos más unidos de lo que pensamos, que somos más importantes de lo que creemos, de que el mundo es un pañuelo y que la magia existe si te dejas acariciar por ella. Que te sana las heridas y te alivia las penas, te da un empujoncito cuando lo necesitas, te mima, te cuida y te alienta.

Ana Calderón

Ana Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí

Suéltalo, suéltalo…

sueltalo-detalle-Ana CalderónHace un tiempo una persona supo darme un buen consejo, me dijo que me viera una película y que me fijase en un personaje concreto porque me daría cuenta de algo, algo que me serviría para mi misma.
Cuando no somos capaces de liberarnos al mundo, de mostrar nuestro potencial, nuestro don presionados ante los condicionantes de nuestro entorno…día tras día la tristeza se apodera de nosotros, como una olla a presión no podemos soportarlo más, solo nos queda rendirnos ante lo evidente…
Como ella me cantaba, Lucía, que tiene 12 añitos o mejor decir 12 añazos por la sabiduría que aguarda en su interior…

Suéltalo, suéltalo…

Suéltalo 9 de Junio 2014 Ana Calderón

Suéltalo
9 de Junio 2014
Ana Calderón

suéltalo-det2-Ana Calderón

Ana Calderón  Artista,Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; Consulta arteterapia

Otras consultas: Consultas

Un aplausito….por favor

un aplausito por favorA veces uno puede estarse sintiendo totalmente desesperanzado, confundido, caótico…

Y a vista de los demás sin embargo puede ser envidiado o visto como modelo de inspiración.

Tenemos tanta distancia entre la realidad objetiva y subjetiva, tal como un abismo.

El motivo de escribir hoy es debido a que hoy es de esos días que estoy de buen humor y he empezado a analizar las causas y los porqués.

Que cambia de ayer a hoy, acaso he cambiado de trabajo?…mmm… No, …¿acaso gano más dinero que ayer?…mmmm… No.

No hay nada tangible todo es mental y es el simple reconocimiento exterior, la felicitación, un cumplido y por partida triple justamente hoy.

Y la pregunta es…¿por qué hay tanta dependencia de un aplauso, una palmadita en el hombro, un ..¡Qué buena eres! Vas a triunfar! Sea lo que sea…

Porque nos cuesta tanto decírnoslo a nosotros mismos?

Un día normal como cualquier otro, puede cambiar tu estado anímico por el solo hecho de que alguien te reconozca? Te aplauda? …

¿Y si ese día no tienes público que te escuche?…? ¿y si no hay oradores…?

¿tú valor disminuye por eso?

Sin embargo creo que no me equivoco al decir, que la esperanza de más de uno sí que mengua al no obtener una respuesta afirmativa del entorno.

En ocasiones es una cuestión de tiempo, del momento,…

Hoy me decía una persona… “está bien que las cosas no lleguen rápidas porque así te da tiempo a estar preparada cuando lleguen”. Y la verdad que lleva razón, tiene que haber cierto sufrimiento, cierto esfuerzo para poder degustar con mayor placer la cima alcanzada, el objetivo…incluso no es necesario escalar ninguna colina solo el simple hecho de sentir que uno ha encontrado su camino, que está en el lugar adecuado. Y que después de un largo recorrido, de vueltas y vueltas el mundo lo espera con los brazos abiertos.

La clave está en confiar en uno mismo, creer aún por encima de silencios, de vacíos, …si uno se siente bien haciendo eso, tarde o temprano el mundo caerá rendido a sus pies, simplemente por agotamiento!…No sería estúpido pensar que alguien que con su energía, su entusiasmo, su ilusión estuviese perdiendo el tiempo en algo que le hastía, deprime y hace sentir desgraciado…Vaya vida más desaprovechada hubiese dado este universo no crees?

Oscar Wilde supo resumirlo muy bien, “sé tu mismo, los demás puestos están ocupados”, así que para que intentar perpetuarse en la silla equivocada? Mejor invertir ese tiempo en encontrar tu lugar, tu trono. Hazte ese favor y se lo harás al mundo entero.

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto;  consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí