Sobre el lobo de wall Street, te quiero decir una cosa Martin…

el-lobo-de-wall-streetAcabo de salir del cine de ver esta supuesta película que anuncian en todas partes…

Y francamente aún estoy a la espera de que Martin Scorsese me haga una reflexión de a donde quería llegar con todo esto.

Una película en la que durante 3 horas te muestran drogas, sexo, dinero, drogas, sexo, dinero, drogas, sexo, dinero, drogas, sexo, dinero drogas, sexo, dinero drogas, sexo, dinero, drogas, sexo, dinero, drogas… y así… así 179 minutos exactos, así sin parar… forrarte y forrarte hasta las cejas engañando a medio mundo, ir colocado hasta arriba de cocaína y todo tipo de drogas, consumir prostitución día si, día también, engañar a tu mujer, a tu familia, a media sociedad, evadir impuestos, etc. etc…

Francamente lo espero. Espero el mensaje…Aunque sea equivocado, pero dígame algo.

No le juzgo por meterme escenas de orgías en una oficina, francamente he visto 40 mil películas de sexo, pero si quiero ver una peli porno francamente voy a la sección directamente.

Sr. Scorsese en cualquier película hay que desarrollar una historia: introducción, nudo, desenlace. Pero usted me ha atragantado con el nudo de su narcisismo, recreándose en la vorágine de esta sociedad. Una sociedad capitaneada por un bróker de Wall Street que no tiene los más mínimos escrúpulos para engañar a quien haga falta si él puede salir ganando,…

Sabe que le digo, vaya a un terapeuta, a un psicólogo, no hace falta que sea para hacer terapia pero al menos tendrá un guión como dios manda.

Si usted no es capaz de entender que la vida no es solo eso y pretende drogarnos a la civilización con SUBÁMONOS AL CARRO Y JODÁMONOS TODOS ENTRE TODOS, literal y metafóricamente, pues es que en todos estos años no ha aprendido nada.

Si cree que la vida no pasa factura, que un ser humano puede salir victorioso de joderse la vida y jodérsela a medio mundo, tal vez es que usted aún no ha tocado fondo, pero le diré una cosa, la vida pasa factura, y hasta el ser más millonario del planeta,  el mayor miserable siente en algún momento una debilidad, contacta con su propia mierda.

Lo más curioso ha sido que de todo el cine creo haber sido la única que ha salido con ganas de llorar y vomitar, un repertorio de veinteañeros reía todas las escenas donde no había más que degradación humana, vacío, tristeza, abandono, decadencia…

Podría haber narrado tantas cosas con una película así Sr. Scorsese,.. que se esconde detrás de alguien que llena su vida de falsedad, de éxito, de dinero, de sexo y descontrol…

Que hay detrás de la drogadicción…Si no lo sabe se lo digo yo, hay un MIEDO, miedo a querer contactar con la mentira, con la sombra que uno es, con la verdadera soledad. Porque alguien así acaba solo en la vida, una vida de lujo, superficialidad, engaño, infidelidad a uno mismo al que uno fue, al ser esencial.

Del cual no me ha contado nada, que se esconde detrás de una persona que con su inocencia llega a Wall Street y se deja pervertir por el lado oscuro de este mundo.

He salido llorando, llorando a lágrima tendida del desborde de como más de medio cine iba riéndose, colocándose con cada rallada de cocaína o sobre como montar una orgía de celebración por conseguir miles de millones estafando a medio mundo.

Nauseabundo, Martin, realmente me gustaría saber que pasa en tu vida para que hayas decidido contarme solo esta parte, solo subir subir y subir, perdóname pero hasta el más tonto del pueblo sabe que todo lo que sube baja algún día.

No quieres meter la sombra …no has querido dejar espacio ni un instante,…ok!

Si esto es todo, francamente no necesito ver más, salir agitada pensando QUE HACES QUE NO ESTÁS SUBIDO AL TREN DE JODAMOS AL MUNDO y tú llegas tarde…!!!

Lo siento, prefiero ser el pobre chico que trabaja en un mc donalds, pero al menos su vida está llena de verdad, transparencia, ética, plenitud…

¿Qué esperamos del mundo, de nuestros políticos, de la sociedad? si ante esta radiografía miserable hay una carcajada al unísono?

¿Qué esperamos, que queremos cambiar?

Porque yo el chiste no lo veo, perdóname pero no hay gracia en esta historia.

La única gracia es la vorágine y el engaño de seguir engañados, no desde la propia burbuja en la que estamos encerrados sino en el seguir consumiendo más decadencia una tarde de domingo en la que francamente podría haber hecho algo más productivo…o tal vez no…

Tal vez esto tenía que pasar, …

Tal vez no hay moraleja y ya está, a veces hay maldad y no hay castigo, a veces no hay conciencia, a veces hay vacío y es lo que hay que aceptar…

Tal vez, pero yo hoy necesitaba poner un poco de conciencia, de equilibrio, de calma, de paz.

Si no hay una voz que hable y diga que piensa diferente,…pienso…tal vez es del quien calla otorga. Y yo hoy no otorgo, opino, y digo que creo en el aprendizaje de la vida aunque sea tarde pero llega, el mensaje tarde o temprano llega, solo que tal vez sea demasiado tarde y 179 min no sean suficientes…no, Martin?

Ana Calderón

Anuncios

3 pensamientos en “Sobre el lobo de wall Street, te quiero decir una cosa Martin…

  1. Pabloque dice:

    Ana, no estoy nada de acuerdo con tu visión sobre la película.
    Scorsese nos retrata el mundo de Wall Street y de los brokers tal y como es. Todo lo que se nos muestra es verídico, porque cabe recordar que está basada en la autobiografía del auténtico Jordan Belfort. Incluso algunos pasajes de su alocado y desaforado paso por Wall Street fueron omitidos por el guionista. DiCaprio, cuando esta novela le cayó en sus manos, buscó un director cuyo estilo se adaptara a este tipo de historia y Scorsese era el idóneo. Una historia de ascenso al éxito y “caída” (Aquí la caída no lo es tanto) como ya vimos en Uno de los nuestros y Casino.
    No pretende plantarnos una moraleja explícita, sino que veamos la película y pensemos hacia donde conducen los excesos y ese tipo de vida. Y por el camino nos divertiremos con las locuras que se ven en ella. Somos nosotros los que tenemos que emitir un juicio, porque también no está retratando una de las decenas de miles de vidas de brokers de Wall Street y tenemos que pensar que ese tipo de personas son las que tuvieron más poder y manejaron las más altas esferas del ámbito económico. Una representación de la codicia y la ambición (Como en Uno de los nuestros y Casino) llevadas al extremo. Recordemos la escena en la que a Belfort se le ofrece un pacto. Tiene la vida resuelta y cuando va a despedirse ¿qué ocurre? Su codicia y sus ganas de más le pueden. La caída antes en mencionada es un ejemplo de como estos brokers, estafadores, vividores; acababan en una prisión poco más que confortable. Ese plano de la cárcel lo dice todo.
    El presonaje del agente federal (Su vuelta en metro a su casa, su vida normal) o, incluso, la mujer de Belfort (Harta de los excesos de su marido), son la voz de la cordura, mientras que el broker hace oídos sordos y sigue esnifando cocaína del culo de una prostituta.

    • Hola Pablo,
      Agradezco tu comentario siempre es bueno que ante una opinión haya alguien que te ponga en duda. Por lo que he visto eres un gran admirador de Martin Scorsese y entiendo que para ti resulte doloroso y molesto el que yo ponga en entredicho su valía o su capacidad, pero me gustaría aclarar y reafirmar que considero que la película está falta de muchas cosas.
      Y no te lo digo desde una crítica banal sino con fundamento, me parece bien que se haga una película sobre el exceso, las drogas y el sexo, pero mi comentario es que aquí carece de la propia descripción del personaje y un desarrollo. Nadie sabe quien es Jordan Belfort realmente y te diré porque. Si a mi solo me muestran una parte de su vida eso no me permite conocerlo. Si ha estado en la cárcel, que me pongan un instante de la cárcel, del sufrimiento que puede sentir esa persona por ver como de la máxima gloria pasa al más puro pozo negro.
      Tú comentas que la mujer es muestra de la cordura pero tampoco hay una descripción ni una muestra de quien es ella realmente, no hay espacio y no será por tiempo, cuando te permites utilizar 179 minutos para hacer una película creo que hay tiempo suficiente para desarrollar los personajes y no es necesario acabar haciendo una película donde la dinámica sea solo el sexo, las drogas y el dinero.
      Claro que es más fácil y eso vende y cuando uno se queda sin ideas acude a lo que puede.
      Permítete pensar por un instante que puede que Martin Scorsese no sea tan maravilloso, tan perfecto y sea un ser humano con sus fallos y que en esta ocasión se ha quedado sin ideas y ha optado por lo que vende: sexo, dinero y drogas.

  2. Murad Perez dice:

    Un comentario…que se siente..y

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s