¿Que es el amor?

El otro día reflexionaba…¿que es realmente el amor?

¿Acaso el amor es querer deslumbrar a tu pareja, ser un regalo en su vida?

Ser capaz de adivinar que desea para que realmente sienta que tú lo tienes en cuenta?

Colaborar en las tareas del día a día, que vea que eres alguien con quien se puede contar, que mereces la pena como pareja, ser ordenado, estar atento a las necesidades del otro.

¿Tener los mismos gustos? ¿Las mismas aficiones?¿ Los mismos defectos?

¿Que el otro te ayude y sea tu soporte en todo eso que no te sostienes por ti mismo y a la vez ser tú el sostén del otro?

La verdad es que ha llegado un punto en que el chiringuito  no se aguanta por ningún sitio.

No creo que el amor sea nada de todo eso, porque eso solamente es mi máscara para que tú me quieras y me cuides y así no tener que estar contactando con todo lo que no me gusta de mi, mi fragilidad, mi pequeñez, mi herida.

El sentimiento de orfandad, de soledad.

De no querer sostenernos por nuestros propios pies y esperar que aparezca otro que sea nuestra muleta.

Y el problema es que no nos damos cuenta de eso, construimos una realidad aparente y la llamamos amor, amor porque me siento bien contigo, amor porque hago cosas contigo que no era capaz de hacer solo, amor porque el reflejo que obtengo de ti es mucho más bello que el que obtenía en completa soledad.

Y decimos te quiero, te amo…cuando detrás hay camuflado un te necesito, no puedo estar sin ti. Y buscamos locamente una pareja para acallar esa voz, ese vacío, ese sentimiento de desprotección, pensando que ese otro será capaz de curar esa herida, cuando el otro ya viene con su herida de fábrica, esperando que seas tú el que se la cure.

Y entonces ¿que pasa?

Pasa lo que pasa, que de repente no se sabe como, se viene abajo una relación que aparentemente iba tan bien…y el otro decide cortar, o bien aparece una tercera persona, o sea lo que sea. El caso es que no podemos sostener más nuestra mentira y en vez de enfrentarnos a nuestra pareja con completa honestidad y responsabilidad, nos volvemos el juez que castiga y juzga, acribillando al otro de no entendernos, de no cuidarnos, de no valorarnos.

Hemos perdido el norte, el centro. Y es eso, lo único que necesitábamos para que esa relación funcionara. Construir el soporte desde el centro de nuestro corazón, valorarnos a nosotros mismos, sanarnos nuestras propias heridas. Y sí, a la vez, construir camino con tu compañero, tu amor, si quieres llamarlo así, pero solo desde mi propio apoyo, desde mis 2 pies sobre la tierra, y desde el respeto y el cariño de mí mismo hacia mi persona y hacía la tuya. Porque ni yo soy superwoman ni tú eres superman y en esta vida hemos venido a aprender de verdad.

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Psicoterapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; tipos de consultas: Consultas

¡despierta ya!

Despierta tus instintos, escucha …

con todos tus sentidos …

¿qué te están diciendo?

Quítales la mordaza con los que les tienes secuestrados.

No niegues tu ser, tu ser salvaje, ¡quien eres tú en realidad!

Sal de tu cueva, de tu prisión…

¡ya estás preparado!

No dejes pasar un día más…

¡No te engañes!

suelta amarras, sal de tu jaula…

Tú sabes hacia donde,…

Ha empezado la cuenta atrás.

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; tipos de consultas: Consultas

la odisea de la vida

Si hoy sientes que no le encuentras sentido a nada

Si hoy es de esos días que te sientes perdido, solo, insignificante

Tal vez es un buen momento para recordarte el viaje que un día iniciaste.

Esa odisea por la que pasaste hasta convertirte en el ser que eres hoy…

Un camino de transformación constante

Y es que tal vez tus recuerdos no alcancen a vislumbrar esos primeros instantes, …

Justamente los más duros, donde muchos otros no consiguieron sobrevivir, …

Como un milagro, de forma extraordinaria, pudiste estar donde hoy estás.

Después de una gran odisea, completaste la gran tarea.

Así que si hoy, tu amnesia te impide recordar el logro que alcanzaste, puede que necesites volver a visitar ese lugar…

Puede que necesites parar y sentir de nuevo ese latido, ese vibrar, ese pulso que hizo que tu vida fuese una realidad.

Feliz viaje!

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; tipos de consultas: Consultas

Eres una bruja!

bruja
Hoy he leído una noticia de lo más interesante. Una noticia que arroja luz sobre lo que toda la vida hemos llamado las brujas.
Y es que el tiempo pone todo en su lugar. Lo que fue ocultado, tarde o temprano emergerá.
Para mi es importante hablar de esto, porque aunque aparentemente hoy en día estemos en una sociedad de igualdad, siento que en nuestras mentes, las de las mujeres, tenemos como una sensibilidad especial de susceptibilidad para contactar con esa herida que lleva habitando a lo largo de los siglos.
Nos hemos convertido en profesionales, grandes trabajadoras, muchas madres y esposas.. y siempre hay una vocecilla en nuestro interior de pequeñez, de no ser suficiente, de no llegar a todo, de podría haber hecho algo más. Todo tiene que ser al 100%.
Para que vengo yo a este mundo, si no es para servir? ¿Cuál es mi cometido?
Tengo permiso para triunfar, mostrarme al mundo?…
Estar al frente de todo, o soy mala, soy una bruja si no estoy cuidando y atendiendo las heridas de todos esos que están a mi alrededor?
Por qué hay un sentimiento de culpabilidad cuando no ayudamos a los otros, cuando no los atendemos, no los escuchamos o hemos estado “demasiado” ocupadas en nuestros asuntos?
Qué clase de mantra se repite en nuestra mente para que muchas veces nos gatillemos cuando estamos a punto de alcanzar ese objetivo que nos haría obtener el reconocimiento del entorno.
Es un no, tú no puedes, eres una bruja si no entras dentro de los patrones que esta sociedad ha establecido para ti, eres la “oveja negra” porque has decidido salir de esta estructura.
No perteneces a esta familia, esta sociedad, cuando decides que tal vez no te apetece ser madre, ni esposa, que sencillamente quieres luchar por tus objetivos. O que tal vez te apetezca las dos cosas y ¿qué hay de malo en ello?, porque esa sensación de NO, NO PUEDES TENERLO TODO.
La frustración empieza cuando tal vez sobre valoramos nuestras capacidades como seres humanos, como mujeres, o no queremos ver la película con más perspectiva…
Tal vez las brujas tenían ese poder porque se dedicaban a hacer sus conjuros en cuevas aisladas del mundo, pero desde luego si tenían que estar atendiendo al niño, escuchando los problemas de la pareja, yendo al supermercado, cuidando a la madre…
Me parece a mi que el conjuro iba a ser de lo más desastroso. Ni conjuro ni ostias, te va a salir un cocido como mucho. Y a ver si no se te pasa el arroz…
Yo como mujer, necesito cada cierto tiempo aislarme en mi cueva para contactar con esa energía dentro de mi que me recuerda que tengo el poder suficiente para conseguir lo que yo desee. Pero desde luego, es necesario aislarse de esas voces, esas que martillean nuestra cabeza, que nos siguen juzgando de brujas por permitirnos ser eso que tú ya sabes que tienes dentro de ti. Eso que te hará contactar con lo que te puede hacer más feliz.

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; tipos de consultas: Consultas