Adicción al sadomasoquismo

Estos últimos días…sin proponérmelo, varias personas de mi entorno me han hecho conectar con el sadomasoquismo. Sadomasoquismo

Sadomasoquismo entendido en el sentido más completo de la palabra, no solo se trata de la obtención de placer sexual por medio de la crueldad o de ser víctima de ello.

Hay tantas manifestaciones de expresión. Complejos entresijos de la mente.
Y es que lo físico es solo un nivel, sin embargo, lo psicológico puede llevar a más profundidad. Adicción al dolor, la intensidad, al dramatismo, …¿con qué rol me identifico?

¿víctima o torturador?…

Que un jefe me haga sentir invalida, inepta.
Adicción a apoyarnos en las personas que no van a aprobar nunca nuestro comportamiento y que aunque te estés desangrando o acabes de salir de un suceso que lo que necesitas es la comprensión, están ahí para hacerte sentir aun peor.

Pero…

¿por qué nos sucede todo esto?

En el fondo, el exterior te está recordando esa adicción tuya, al masoquismo.

Y si hay un masoquista, quiere decir que hay un sádico también, que cometa todos los actos de crueldad, de humillación hacia esa “pobre víctima”.

La cuestión es, que si indagamos un poco, veremos, que el sádico, realmente, solo disfruta si su víctima sufre.

El sádico solo existe si hay un masoquista.

Entonces, ¿qué sucede cuando dejamos de sentirnos víctimas? Es difícil que permanezca un sádico torturador a nuestro lado. Somos nosotros que decidimos el juego al que queremos jugar.

¿Qué sucede cuando dejamos de percibir el mundo como lo percibimos?

Hiper sensible, sintiendo que cualquier hecho lo consideraré una amenaza y responderé a la defensiva. Sin embargo, eres tú el que estás atrapado en esos juegos.

Culpas al mundo del mal que te hace y eres tú el que sigues buscando la aguja en el pajar,  pinchándote con ella, de forma masoquista, voluntariamente, obcecado de porque leches siempre a cualquier pajar que voy hay una aguja que me pincha. Y no soy capaz de ver las toneladas de paja blandita que me hacen la vida más serena, porque en el fondo quiero sentirme vivo y el que se ha acostumbrado a una dosis de dolor le cuesta mucho cambiar el cianuro, por el zumo de melocotón.

Sádico o masoquista son 2 caras de una misma moneda, partes de un mismo ser que solo a través de la aceptación de ambas, de su existencia, esa guerra en la que nos meten, puede transformarse en paz. Ese odio deje paso, al amor de verdad.

* Artículo relacionado: 50 sesiones con Gris #50SombrasdeGrey

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; consulta terapéutica: Consulta

Otras consultas: clica aquí

Déjate llevar…

Hoy la vida me ha llevado a toparme con un cortometraje de lo más interesante… La sensibilidad de cada detalle conecta con el mensaje que transmite…la importancia de “los pequeños detalles”.. Muchas ocasiones estamos obcecados y no vemos ni escuchamos las señales del universo que nos llevan a lo que realmente deseamos.

Espero que lo disfruteis y os haga reflexionar.

Reconéctate, disfruta y déjate llevar…

Ana CalderónAna Calderón  Artista, Terapeuta Gestalt y formada en Astrología Psicológica.

Combina sus conocimientos en terapia, arteterapia y astrología psicológica en pos del crecimiento personal y el desarrollo del potencial que aguarda en el interior de las personas.

Más información sobre Ana Calderón ; Contacta: contacto; tipos de consultas: Consultas