A todos los hombres que os fuisteis sin previo aviso…

A todos los que os fuisteisUna vez una persona me dedicó una canción con todo su cabreo, aunque en su momento me generó un gran desborde dramático…al cabo de unos días, habiendo alcanzado la serenidad, pude darme cuenta que realmente esa persona había perdido su tiempo en la selección de la misma…que tenía su arte! Incluso para odiar hay gente que lo hace con estilo.
El caso es que hoy, por cosas de la vida tuve que coger el coche para hacer un par de gestiones y me topé con un cd recopilatorio de “musiquillas pachangueras” de hará varios años…
Al introducirlo sonó una canción…y de repente me vinieron a la mente todos esos hombres que sin previo aviso desaparecieron en algún momento de mi vida.
No es que haya tantos pero los suficientes para dedicarles una canción.
Será por exorcismo, será porque en cierta forma creo que todos somos mitad hijos de dios, mitad hijos de puta.
Pero días como hoy, que miras por la ventana y llueve, que sopla el viento como si el mundo estuviese enfurecido, ME APETECE.

Asi que yo para no ser menos…
Aquí va mi dedicatoria.
Para todos los que os fuisteis, de las más variadas formas, os doy las gracias!
Porque para encontrarse es necesario perderse y solo en la ausencia pude descubrir mi presencia.
Así que hoy desde la calma, teniendo la certidumbre de que todo tiene un motivo de ser y que nadie te hace daño ni lo haces tú, sino que estamos en esta vida para aprender y crecer.
Os dejo está canción de Joaquín Sabina cantada por María Jiménez.

*NO APTA PARA GENTE FINA CON COMPLEJOS DE VERGÜENZA AJENA.

Para el resto… aquí está la letra, que es de lo más interesante.
Ni yo bordo pañuelos,
ni tú rompes contratos,
ni yo mato por celos,
ni tú mueres por mí
y antes de que me quieras
como se quiere a un gato,
me largo con cualquiera
que se parezca a tí.

De par en par te abro
las puertas que me cierras,
me cuentan que el olvido
no te sienta tan mal,
la paz que has elegido
es peor que mi guerra,
lo que pudo haber sido
lo que nunca será…

Yo en cambio nunca supe
ir a favor del viento
que muerde las esquinas
de esta ciudad impía,
pobre aprendiz de brujo
que escupe al firmamento,
desde un hotel de lujo
con dos… con dos camas vacías.

….(el resto no es necesario 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s